CONSEJOS PARA UN VERANO SALUDABLE

piscinas cercedilla

 

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria da algunos consejos para que los más pequeños disfruten de un verano saludable sin que su salud corra riesgos.

 

Llega el verano se multiplican las salidas a piscinas, campo o viajes al extranjero. Para disfrutar de nuestras vacaciones al máximo y evitar accidentes la AEPap ha publicado una serie de pautas entre las que se encuentran:

 

Seguridad en el agua

  • En la medida de lo posible, enseñar a los niños a nadar y bucear desde pequeños
  • Intentar que siempre estén acompañados
  • No perderle de vista y asegúrate de que ellos te ven en todo momento.
  • Inculcarles la importancia de conocer y respetar las zonas de baño, las señales de advertencia y las banderas de la playa
piscinas cercedilla

En piscinas y playas hay que extremar la seguridad al máximo

 

Seguridad ante el sol

  •  Utilizar cremas protectoras solares con factor 15 o superior y aplicarlas 30 minutos antes de estar expuesto al sol
  • Volver a aplicarlas cada dos horas y después del baño
  • Proteger los ojos con gafas de sol

 

Verano saludable

Es importante que los niños lleven gafas de sol para proteger los ojos

 

Primeros auxilios ¿qué podemos hacer?

  • Es bueno tener conocimientos básicos en primeros auxilios para saber qué hacer en determinadas situaciones ayudando a los enfermos hasta que lleguen los sanitarios.
  • Conservar la calma e intentar no mover al niño para evitar nuevas lesiones y mantener al niño herido y caliente sin darle comida, bebida ni medicación.
  • La actuación básica se resume en las siglas P.A.S (Proteger, avisar y socorrer). Proteger haciendo seguro el lugar del accidente, por ejemplo señalizando si hay un accidente de tráfico; avisar al 112 y por último hay que tener presente dos

 

 

En los viajes 

Para viajar con mayor seguridad la AEPap ha publicado el Decálogo del niño viajero que tiene los siguientes consejos.

 

  1. Planifica el viajecon cierta antelación y consulta con tu pediatra sin falta. También te informará sobre las vacunas necesarias.
  2. Prepara un botiquín con, al menos, termómetro, yodo,ibuprofeno o paracetamol suero oral. Si tu hijo tiene una enfermedad crónica lleva la medicación.
  3. Lleva la tarjeta sanitaria europea o un seguro médico internacional.
  4. Lleva una bolsa de mano con: comida y ropa de recambio; pañales, chupete, un repelente y la medicación que sean necesarios. Y haz una foto al equipaje para que sea más fácil recuperarlo en caso de pérdida.
  5. En la maleta: ropa y calzado adecuados, repelente de mosquitos,crema solar, gorra y gafas de sol, mosquitera y juguetes (entretenimiento); en su caso, unas gafas de recambio.

Si viajas a un país tropical o subtropical ten presente:

  1. Sólo debes beber agua, zumos o refrescos embotellados y precintados. No comas verdura cruda, fruta ya pelada, ensaladas, cubitos de hielo ni helados. No compres comida en puestos ambulantes.Lava las manosa menudo con agua y jabón o solución hidroalcohólica y seca las manos con una toalla limpia
  2. Protégete contra el calor. Ponte crema protectora cada dos horas. Usa gorra y gafas de sol.Toma agua o zumos envasados con frecuencia. En las horas de más calor no te expongas al sol ni hagas esfuerzos. Si estás en África no te bañes en lagos o ríos de agua dulce si no tienes información sobre esquistosomiasis.
  3. Usa ropa de manga larga de algodón o hilo. Ponte repelente de mosquitos día y noche frecuentemente y en especial a partir del atardecer. Cierra ventanas y puertas. Si no hay aire acondicionado usa mosquiteras que no tengan agujeros. Los mosquitos pueden transmitir enfermedades.

No toques animales. Los perros, monos, gatos, murciélagos…al morder pueden transmitir  enfermedades mortales como la rabia. Si te muerden consulta pronto a un centro sanitario.

  1. Si vas a unazona donde hay malariatoma la medicación contra ésta antes, durante y después del viaje. Sigue las recomendaciones. Usa repelente de mosquitos y mosquiteras.
  2. Si tienes fiebre, diarrea, lesiones en la piel, síntomas respiratorios u otros, al volver del viaje debes consultar con tu pediatra. Le debes decir dónde has viajado y cuando has regresado. Es importante que él lo sepa porque tu enfermedad puede tener relación con el viaje y más si es zona de paludismo.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario