ESTOY EMBARAZADA Y NO ESTOY CONTENTA ¿ES NORMAL?

Adáptación al embarazo

Cuando hablamos de los embarazos de las demás, siempre pensamos que la afortunada en cuestión estará super contenta, y ya si es un embarazo de estos que se anuncian a bombo y platillo mientras se está buscando ya ni te cuento, todos pensamos que la mamá estará totalmente feliz, cuando haya visto las dos rayitas.

Y cuando nos toca a nosotras…esa idea de felicidad absoluta puede cambiar, y puede que no la sintamos.

Entonces es cuando empiezan a aparecer en tu cabeza pensamientos del tipo:“Me acabo de quedar embarazada, debería estar contenta pero solo tengo ganas de llorar”, “ ya empiezo a ser mala madre”, “¿no se supone que debería estar contenta?”.Adáptación al embarazo

Incluso, puedes notar que cuando dices que estás embarazada, lo vas diciendo como a quien le acaban de dar una mala noticia.

Yo me acuerdo, que el primer día que fui a la consulta de la matrona, le dije que estaba embarazada y aunque intenté poner un tono de alegría, me salió un tono de tristeza absoluta, y es que por más que lo intentaba no conseguía sentir alegría, simplemente estaba triste, por mucho que era un embarazo buscado y  deseado.

Todo esto es normal, el embarazo es un proceso de adaptación, nos vamos preparando para ser madres ( con todo lo que ello conlleva), y como todas las adaptaciones requieren su tiempo.

Muchas de vosotras, conforme veais las dos rayitas en el test os pongáis como locas de contentas, y experimentéis esa alegría que esperamos. Pero también muchas de vosotras se os venga el mundo encima al ver las dos rayitas, y aunque lo intentéis no vais a poder estar alegres, es importante que sepáis que es normal.

Veo a muchas mamás en la consulta que la primera vez que vienen están realmente angustiadas, y no es tanto por lo que sienten sino por lo que deberían sentir. O más bien, lo que ellas creen que deberían sentir, por lo que nos dicen las revistas, los anuncios…y esto nos lleva a una situación en la que es mejor callarse.

No decir cómo te sientes, aguantar las emociones y aparentar, porque si ya es bastante difícil callar nuestra cabeza, si le sumamos el ¿qué pensarán de mi?, puede hacer que te encuentres mucho peor.

En estas ocasiones siempre intento dejar claro que todo esto es normal, y que no son las únicas mujeres a las que les pasa esto, una vez se enteran que están embarazadas.

¿Qué hacer entonces? Daros tiempo y no os castiguéis ( que las mujeres somos muy dadas a hacerlo), saber que es normal, que le pasa a más mamás y que poco a poco iréis estando más contentas y experimentarés esa alegría que se espera.

Mientras tanto, mucha paciencia y mucho cariño; y por supuesto, oidos sordos a los opinólogos ( este ya sería un buen momento para compraros la hucha de los opinólogos, y a cada uno que quiera opinar que primero pague).

Daros tiempo, dejar que os mimen, explicarle al papá que estáis tristes porque necesitáis tiempo, y por supuesto no hacer el más mínimo caso a lo que “se supone deberíamos sentir”.​

Espero que os ayude esta información, para que os sintáis más acompañadas y os deis el tiempo necesario para adaptaros a esta aventura de ser mamá.

Si queréis tener más información acerca de los cambios que se pueden sentir durante el embarazo, podéis adquirir el curso de preparación al parto online.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario