DERMATITIS ATÓPICA: PORQUÉ SE PRODUCE Y CÓMO PREVENIRLA

img_20161124_201314

Cada vez son más los casos de niños y adultos que sufren dermatitis atópica: una alteración de la piel que produce eccemas y altera la vida diaria de los que la padecen.

Estuvimos en la presentación de Stelatopia, la nueva línea dirigida a niños con dermatitis atópica de Mustela. Allí  el Dr. Raúl de Lucas Laguna, Jefe de Sección de Dermatología Pediátrica del Hospital Universitario La Paz, nos aclaró porqué se produce esta enfermedad y qué podemos hacer para tratarla.

 

¿Qué es la dermatitis atópica? 

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel por la cual la barrera cutánea se encuentra desestructurada (es como si una pared de ladrillos estuviese rota por alguna de sus partes). Esto hace que pierda agua, la piel  esté más seca y que, además, deje pasar alérgenos,  bacterias o microbios que dañan la piel.

Dermatitis atópica

En la dermatitis atópica la barrera de la piel se encuentra “rota”, por lo que pueden pasar microbios y bacterias que la dañan.

 

¿Cuándo comienza a manifestarse? 

En el 90% de los casos se suelen dar a partir del 2º y 3º mes de vida del niño. Un 19% de personas lo sufren hasta los 16 años y un 10% de los enfermos manifiestan dermatitis atópica más allá de los 18 años.

Los síntomas son piel seca y eczemas (piel roja, caliente y que pica). En el caso de los niños este picor hace que se rasquen constantemente, lo que provoca un empeoramiento de la enfermedad.

Los niños que tienen dermatitis atópica suelen tener más riesgo a tener otro tipo de alergias como alergia a alimentos, asma, alergia al polen etc.

¿Qué causa esta enfermedad? 

La dermatitis atópica es una enfermedad con un gran componente genético. Si los dos padres la sufren el hijo tiene un 80% de posibilidades de sufrirla también. También el ritmo de vida que llevamos actualmente y factores medioambientales (como la contaminación) puede influir en su evolución.

 

¿Cuales son los puntos claves para tratar la dermatitis atópica? 

Los puntos principales para tratar esta enfermedad son:

 

  • Intentar recuperar la integridad de la piel
  • Controlar la inflamación y el prurito
  • Luchar contra las infecciones
  • Mejorar la calidad de vida del paciente
  • Encontrar productos que tengan escasos efectos adversos
  • Buena adherencia al tratamiento

 

dermatitis atópica

 

Consejos diarios para evitar los brotes

Si nuestro hijo padece dermatitis atópica podemos incorporar a nuestra rutina diaria una serie de medidas que mejorarán su calidad de vida:

  • Utilizar ropa de algodón y evitar materiales como la lana
  • Evitar el contacto con el polvo
  • No ir a sitios secos (por ejemplo en las vacaciones es mejor un sitio en el que haya humedad como los sitios con mar)
  • Bañar diariamente  ya que esto es un gran aliado para evitar la sobreinfección que se produce por la actividad de las bacterias y microbios que entran en la piel.
  • Aunque no haya brote seguir con el tratamiento
  • Hacer caso al dermatólogo y seguir el tratamiento que nos indique.

 

¿Cómo actuar cuando se diagnostica dermatitis atópica? 

La Dra. Clarence de Belilovsky, dermatóloga miembro del grupo de expertos Mustela, indica que en la dermatitis atópica hay periodos de brote y de remisión .

A diario se tiene que aplicar un bálsamo o crema emoliente una o dos veces al día para aliviar y redipilizar la piel. Durante el baño usar un gel específico sin perfume ni jabón.

En el periodo de brote con eczema el médico quizás prescriba un tratamiento a base de corticoides, pero a la vez se recomienda continuar aplicando un emoliente por todo el cuerpo para evitar la sequedad de la piel, evitando las zonas dónde haya lesiones exudativas.

 

Nueva linea para la dermatitis atópica de Mustela 

Mustela ha creado una nueva línea para pieles atópicas a la que ha llamado Stelatopia.  Estos productos han sido probados clínicamente en pieles atópicas y no tienen perfumes, parabenes ni sulfatos entre otros ingredientes.

img_20161124_201314

La línea está compuesta por:

 

Bálsamo y crema emoliente: con diferentes texturas (más untuosa y más fluida) para aplicar después del baño. Este tipo de productos lo que hace es restaurar la barrera cutánea y reforzar las defensas de la piel.

Gel de baño: no tiene jabón que evita que la piel se reseque y contiene glicerina de origen vegetal con propiedades hidratantes.

Aceite de baño: evita los efectos resecantes del agua y disminuye la sensación de picor y tirantez.

 

La dermatitis atópica afecta a 1 de cada 5 niños y lo que nos quedó claro tras la charla es que su prevención, siguiendo las pautas de higiene y cuidados que nos recomiende el dermatólogo son fundamentales para evitar o al menos retrasar la aparición de los brotes.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario