, ,

EL POST INVITADO: CUADROS INFANTILES CON PINTURA AL ÓLEO

Pintura al óleo

Esta semana en el post invitado Pinturas Andalucía, una empresa con más de 30 años de experiencia en revestimientos de paredes, suelos y techos, y con una amplia gama de productos, nos habla de la pintura al óleo para hacer cuadros infantiles.

La decoración de dormitorios infantiles, como cualquier otra estancia del hogar, ocupan tiempo y dinero al tener que dar con el diseño perfecto que andábamos buscando. Sin embargo, existen nuevas técnicas que por poco dinero y no mucho tiempo nos permitirán dar un aspecto más personal a las habitaciones de los más pequeños de la casa.
Durante los últimos años, la pintura al óleo se ha convertido en un referente en la decoración de habitaciones a través de los cuadros, y es que se trata de un tipo de pintura muy versátil y funcional, con el que podremos dejar a un lado los estilos clásicos que llevaban ocupando las portadas de grandes revistas de decoración, y que parece que ahora tienden a ser sustituidas por estas nuevas técnicas.
La pintura al óleo nos permite crear cuadros con todo tipo de motivos, y que no quedarán anticuados con los cambios que vaya sufriendo la decoración de la habitación. Se trata de una pintura basada en el uso de aceites, por lo que cuentan con una alta durabilidad y no supone ningún peligro para la salud, a diferencia de otros tipos de pintura al contener agentes químicos.
Como se puede ver en la imagen, la imaginación del autor será el único requisito. Prácticamente se puede desarrollar cualquier idea que se nos ocurra con la pintura al óleo. La clave está en lograr que los colores destaquen y den un contraste a la habitación.
Pintura al óleo

Pintura al óleo

Si queremos lograr un efecto de profundidad y texturas, existen algunas técnicas que sería recomendable conocer:
Impasto 
Esta técnica permite dotar de color y viveza a la escena, jugando con la textura y el relieve, adquiriendo incluso la forma de una escultura. En este caso, no se escatima el uso de la pintura, teniendo que utilizar herramientas como una espátula de pintor para poder distribuir de forma uniforme la pintura.
Frotado
Esta técnica se considera una de las más modernas y que mejor combina con los cuadros abstractos. En ella, se aplica una generosa cantidad de pintura en el papel o materiales no absorbentes, y sobre la que se aplicarán el resto de colores que luego retiraremos con un papel para conseguir una textura bastante curiosa como podemos ver en la siguiente imagen.Podemos utilizar cualquier tipo de materiales, siendo el papel liso y arrugado los que mejor resultado dan.

 

Pasta para modelar

Gracias a la versatilidad de este tipo de pintura, podemos experimentar con el uso de materiales como la arena para dar textura y relieve al cuadro. Grandes pintores de este método consiguen dotar de ese relieve utilizando pastas que moldean en la base, y sobre la que empiezan a aplicar capas, consiguiendo grandes resultados.

Alguna pasta comúnmente utilizada en esta técnica es el gesso, que puede contener resinas o polímeros acrílicos. El último caso se suele utilizar para conseguir relieves más pequeños con los que aportar más detalles en la escena.

Otras técnicas más básicas y que se suelen utilizar en las manualidades son los collage y el scrapbooking. Ambos parten del proceso de recortar y pegar trozos de fotografías o diarios de forma que podamos almacenar una historia en una sola composición de fotografías del mismo cuadro. Actualmente es una técnica que se ha desarrollado en el sector digital y con una alta demanda en el mercado.

En la web tenéis toda la información.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario