,

CREA UN HUERTO URBANO EN TU TERRAZA O JARDÍN

IMG_20150610_110051

Los huertos urbanos están de moda. Aquí te damos unos pequeños consejos para crear el tuyo propio

No hace falta tener grandes terrazas o balcones de película, hoy en día podemos tener nuestras propias plantas para consumo incluso dentro de nuestra casa. ¿Y cómo? Nos preguntamos la mayoría. Porque en las grandes ciudades abundan los pisos pequeños y muchos de ellos no tienen ni un simple balcón dónde asomarnos. Pues incluso así podemos tener nuestro propio huerto urbano.

Durante el #NaturDay2015 organizado por Nestlé Bebé fuimos invitadas a un pequeño taller impartido por Marc Casabosch, autor del libro Un Huerto Para Ser Feliz. ¡En El Campo, La Ciudad, El Jardín Y El Balcón!, y en él aprendimos que en pequeñas macetas podemos tener crear nuestro propio huerto.

El primer paso es seleccionar el tipo de hortaliza que queremos lograr: por ejemplo las  lechugas rábanos o acelgas desarrollan poca raíz, por lo que requieren una maceta o jardinera más pequeñas, mientras que otras como tomates o berenjenas necesitan macetas más grandes (como de unos 30 litros)

 

IMG_20150610_110615

Plantas como la albahaca necesitan poco espacio para crecer

Luz , agua y buena tierra: lo fundamental

Lo más importante a la hora de pensar en crear un huerto en nuestra terraza o balcón es que le de la luz directamente un mínimo de unas 5 o 6 horas. Nos comentaron que sin la luz la planta crecerá pero no saldrán los frutos. Si no es nuestro caso podemos pensar en plantar especies que toleren bien la sombra.

El agua también es muy importante ya que según Marc la mayor parte de los fracasos en el intento de crear un huerto es que no se controla el agua que tienen (a veces demasiada), y la elección de tierra. En este sentido nos explicó que  son muchas las personas que compran “tierra universal” (que se compra en muchas tiendas de todo a 100 o supermercados), pero que no es válida para este tipo de cultivos,.

Lo importante es que tengan muchos nutrientes, que retengan el agua, que tengan buena aireación y que no sobrecarguen el peso de la terraza. Lo ideal es preparar nuestra propia mezcla a base de fibra de coco (un 5o%) y compost (otro 50%), elementos que podemos encontrar fácilmente en cualquier tienda relacionada con la jardinería o incluso en Internet.

IMG_20150610_135631

a Sustrato hecho con fibra de coco y compost. Las macetas están hechas de fibra de coco, un material que permite plantarlas directamente en la tierra ya que se descompone.

Una vez que tenemos la base hecha vamos a comenzar a plantar. En muchos viveros venden ya las plantas en pequeñas macetas que podemos transplantar nosotros mismo y así nos ahorramos el proceso de crecimiento.

Si no los encontramos, como en el caso de zanahorias, rabanitos o nabos, podemos sembrar nosotros mismos la semilla teniendo en cuenta la mejor época de siembra que normalmente encontramos en el paquete de semillas.

Para sembrar la semilla se entierra a una profundidad de 2 o 3 veces su diámetro, pero en el caso de semillas pequeñas, como las fresas, se mezclan con arena fina y se reparte la mezcla

IMG_20150610_135712

Podemos plantar rabanitos sembrando la semilla directamente en la maceta

Los errores nos ayudan a aprender

Seguramente al principio no nos salgan las cosas bien a la primera pero eso nos ayudará a aprender de nuestros errores y poder ir conociendo qué cantidad de luz o agua le van bien a cada planta o cuál es el sustrato correcto.

Una vez que obtengamos los frutos también hay que saber cómo recolectarlos ya que por ejemplo especies como los pepinos y los calabacines tienen que recolectarse antes de que maduren y formen la semilla.

La mayoría de las hortalizas de hoja como lechugas, espinacas y acelgas nos permiten ir recortando poco a poco las hojas para consumirlas en el día. En el caso de las cebollas y ajos podemos tenerlos tiernos si los cortamos antes y secos si lo hacemos después. ¿Os animáis a tener vuestro propio huerto urbano?

IMG_20150610_131750 (1)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario