EL POST INVITADO: INCONTINENCIA POSTPARTO

hospital nisa

Hoy el post invitado viene de la mano de www.tratamientoincontinencia.com, la página web que ha creado elequipo médico de Láser para la Incontinencia del Hospital NisaPardo de Aravaca (Madrid) para hacer más visible el problema ytratamiento de la incontiencia urinaria.

 

Una de cada cuatro mamás que lean estas líneas se va a sentir muy identificada,y quizá desde hoy, bastante más aliviada. Hoy vamos a hablar de un problema silencioso que preocupa a muchas mujeres, pero que normalmente preferimosmantener oculto: las pérdidas de orina que se producen después del parto.

 

Casi el 25% de las mujeres después del parto sufren algún tipo de incontinenciaurinaria, y en la amplia mayoría de los casos no se acude al médico por vergüenza o por una serie de creencias equivocadas.

Creencias equivocadas sobre la incontinencia urinaria hay varios mitos y estereotipos que se deben

romper. Seguro que alguna vez has escuchado frases como estas:

1. La incontinencia la sufren “las señoras mayores”

Erróneamente se cree que la incontinencia urinaria es algo asociado a “gente

mayor”, cuando no es así. Muchas de nuestras pacientes son menores de 40

años. Hay una gran incidencia entre los 30 y 45 años, porque uno de los motivos

principales por el que aparecen las pérdidas de orina es el embarazo y los partos

vaginales o complicados.

A muchas mujeres jóvenes les da vergüenza ir al médico o contárselo a alguien

porque creen que son las únicas a las que les pasa esto porque siempre se ha

escuchado que sólo es propio de gente mayor.

 

2. La incontinencia es normal tras un parto

Aunque puede ser habitual (A las 7 semanas de parto el 16,3% sigue padeciendo

pérdidas de orina), no es algo que podamos considerar normal o con lo que nos

tengamos que conformar. Hay que comunicárselo al médico para empezar a

ponerle remedio.

 

3. La incontinencia no tiene solución, hay que resignarse.

Quizá sea la falsa creencia que más daño hace. La incontinencia urinaria, sobre

todo la de esfuerzo tiene solución y en algunos casos es bastante sencilla. Las

pérdidas de orina suponen una pérdida de calidad de vida, e incluso de

autoestima bastante importante. No tienes por qué resignarte a vivir con ello.

 

Existen varios tipos de incontinencia urinaria:

• Incontinencia de urgencia: cuando tienes continuamente ganas de orinar y el

deseo se presenta de forma urgente. Tienes que ir al servicio ya. En estos

casos las mujeres sienten que nunca han vaciado la vejiga y por eso

acuden tantas veces al baño. Suele estar más asociado a la edad. Es

importante destacar que la incontinencia de urgencia tiene

tratamiento.

• Incontinencia de esfuerzo: lo más característico es que las pérdidas de orina

se producen cuando haces un “esfuerzo” como toser, estornudar, reírte,

hacer deporte, saltar o levantarte de la cama. Este tipo de incontinencia

está asociado a las mujeres jóvenes que han tenido partos vaginales o

complicados y tiene una solución del 97% de éxito en el tratamiento

con láser.

• Incontinencia urinaria mixta: cuando sufres los dos tipos de incontinencia

juntos.

• Incontinencia urinaria tras una operación. 

Incontinencia urinaria por enfermedades neurológicas o neuromusculares

como el alzheimer. 

• Incontinencia urinaria por obesidad.

 

En la mayoría de los casos la incontinencia urinaria tiene tratamiento.

¿Por qué se produce la incontinencia?

En la amplia mayoría de las mujeres la incontinencia urinaria se produce por el

debilitamiento del suelo pélvico.

Este debilitamiento se produce por tres razones fundamentalmente: el paso del

tiempo, los embarazos, y los partos vaginales.

Es importante que sepas que el suelo pélvico se puede fortalecer, ya sea con la

práctica habitual de los ejercicios de Kegel o con un tensado mediante láser

ginecológico.

 

madres

 

Cuidados durante el embarazo

Según las estadísticas el 8,3 % de las mujeres sufre incontinencia en el primer

trimestre, el 31,8% en el segundo trimestre y el 34% en el tercer trimestre.

Si estás embarazada y quieres cuidarte un poquito en este tema puedes seguir

estos consejos:

– Cuida tu peso. Si engordas mucho tu abdomen va a hacer mucha presión

contra el suelo pélvico y va a hacer que esos músculos “cedan” y se debiliten.

Intenta no engordar más de 11 o 12 kilos.

– Haz ejercicios de Kegel específicos para embarazadas. Es importante

esto último. No todos los ejercicios de Kegel son aconsejables para este

periodo. Cada trimestre tiene sus ejercicios específicos. Pide a tu ginecólogo más

información respecto a este tema.

– Vigila el estreñimiento. Cuando no vas al baño tu vejiga tiene más presión.

Incluye fibra en tu dieta y bebe abundante agua.

– Dúchate mejor que bañarte

Cuidados tras el parto

Y estas son mis recomendaciones para las que ya tenéis vuestro bebe en brazos

😉

– Si tienes pérdidas de orina utiliza compresas específicas para incontinencia.

Las normales de menstruación no valen. No tienen tanta capacidad de

absorción y se pueden producir infecciones urinarias que complicarán más el

problema.

– Utiliza ropa interior de algodón y evita la lycra

Bebe mucho agua. Mantén la vejiga bien depurada para evitar que se irrite o

caer en alguna infección.

– Haz ejercicios específicos de suelo pélvico para el postparto. También

recomendados por tu médico. Evita los abdominales durante los primeros

meses. A veces por ponernos en forma cuanto antes hacemos ejercicios que nos

terminan pasando factura

– En ocasiones las pérdidas de orina relacionadas con el parto no aparecen

inmediatamente, sino que dejan nuestro suelo pélvico debilitado y con el paso

del tiempo acaban por aparecer.

– Y el consejo fundamental: si sigues sufriendo pérdidas tras 6 semanas de

dar a luz ve a tu médico. Ponle remedio. Cuanto antes lo hagas más sencilla será

la solución.

 

En la actualidad el tratamiento más efectivo para la incontinencia urinaria de

esfuerzo que se produce tras los partos es el láser ginecológico.

Es un láser indoloro que va tensando los músculos de nuestro suelo pélvico

hasta devolverle su estado natural. Las sesiones son ambulatorias (no requieren

hospitalización) y duran aproximadamente 45 minutos.

Puedes encontrar más información sobre el láser ginecológico y en general

sobre cualquier tema relacionado con la incontinencia urinaria en nuestra

página web, también podrás hacer un test de incontinencia online. No dudes en

preguntarnos cualquier duda que te surja y recuerda que lo más importante es

acudir al médico.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario