MI EXPERIENCIA… QUITANDO EL PAÑAL

pañal

Uno de las situaciones claves por los que tenemos que pasar los padres es el temido momento en el que tenemos que quitar el pañal a nuestros hijos. Antes de quitárselo al mío, había recibido un montón de consejos de otras madres, hechos con buena intención, pero que me habían vuelto loca y habían hecho que tuviese más miedo a ese momento de lo que verdaderamente luego supuso. “Que si hazlo en verano”, “que si no se lo pongas por la noche”, “que si se lo siga poniendo por la noche”.

Cada niño es un mundo y lo que vale para uno quizás no sea lo más conveniente para otro, así que creo que tenemos que ir actuando dependiendo de lo que vayamos viendo y de cómo se vayan comportando nuestros hijos.

En mi caso fueron en la guardería directamente dónde me dijeron que iban a empezar a quitarle el pañal. Como mi hijo cumple los años en octubre fue de los últimos en el proceso, porque la profesora iba poco a poco quitándoselo a los niños que eran más grandes. Mi hijo tenía dos años y medio cuando comenzaron a quitarle el pañal. La profesora nos dijo que los niños suelen tardar más en el proceso que las niñas y que hay que quitárselo directamente y no volver hacia atrás.

Nos recalcó que esto es muy importante: una vez que se toma la decisión no debemos echarnos para atrás y aunque el niño se siga haciendo pis no volver a poner el pañal, puesto que le “haríamos un lío” literalmente y sería peor.

La profesora nos mandó “deberes”: ella en el colegio le preguntaría frecuentemente si quería hacer pis y nosotros tendríamos que hacer lo mismo en casa. Es muy pesado, por eso recomiendan hacerlo en época de vacaciones o cuando los padres estén en casa para que puedan estar atentos.

Mi hijo tardó más o menos una semana en pedirlo solo, aunque hay noches en las que se sigue haciendo pis y le ponemos un pañal adaptado a su edad. Esto nos dijeron que es normal, y que es parte normal del desarrollo de algunos niños, y que por lo tanto no le diéramos importancia. Además, él tenía apneas por las noches, lo cual agravaba el problema puesto que nos explicaron que cuando conseguía descansar estaba tan dormido que aunque la vejiga enviase al cerebro un mensaje de alarma el niño no se despertaba para ir al baño. Para que no relacione que sigue llevando pañal le compro unos calzoncillos absorbentes; están a medio camino entre el pañal y un calzoncillo normal, tienen un indicador que cambia de color si el niño se ha hecho pis y se ponen como un calzoncillo normal.

Para quitarle el pañal por la noche nos dijeron que lo mejor es ir levantando al niño 2 o 3 veces a lo largo de la noche para evitar que la vejiga se llene y que se haga pis en la cama. Lo hemos hecho varias veces y no se ha vuelto a hacer pis, pero no descansa bien porque le estamos cortando el sueño, así que hemos dejado este tema aparcado hasta que llegue el verano.

Creo que muchas veces le tenemos más miedo a ese momento por todo lo que nos han contado por lo que verdaderamente es. En una semana o dos más o menos los niños ya van sin pañal y lo pueden pedir perfectamente.

 

susana

Mis dos experiencias con el este tema han sido completamente diferentes.

Cuando tuve que quitar el pañal a mi primera hija coincidió una época en la que mi padre estaba enfermo. Mi cabeza estaba en otras cosas así que fue un desastre. En la guardería me dijeron que cuando se lo quitásemos lo hiciesemos de golpe pero como yo pasaba mucho tiempo en el hospital y la niña estaba cada día con un familiar le hicimos un lío a la pobre y no se lo pude quitar hasta una semana antes de empezar el colegio (ya por obligación).

Mi opinión es que, cuando lo hagamos, los padres tenemos que estar centrados en eso, ya que hay que ser muy constante, preguntar al niño cada cierto tiempo que si quiere ir al baño, y una vez que se ha conseguido, si sigue haciéndose pis de vez en cuando (cosa muy normal), no regañarle para no crear traumas con ello.

Con mi segunda hija sin embargo fue coser y cantar. La niña acababa de cumplir 2 años y la profe de guardería me dijo que ya la veía preparada para quitarle el pañal, asi que de un día para otro así lo hicimos. La niña enseguida aprendió la rutina de ir al baño, incluso le retiré el pañal de la noche enseguida y perfecto.

A veces, los padres tenemos mucha prisa por quitar el pañal a nuestros niños, pero lo que es cierto es que cada uno tiene una evolución y hay que hacerlo cuando ellos y nosotros estemos preparados. Resultará mucho más fácil.

Araceli

 

 

 

Mi experiencia tiene dos partes, la primera, negativa porque lo intenté antes de tiempo, la segunda, positiva porque era el momento. Así que mi consejo es hacerlo cuando el niño está preparado, no cuando los padres queremos.

Influida por las opiniones ajenas, en el verano que tenía 2 años, y que coincidió con unos meses en los que no trabajé y lo saqué de la guardería, intenté quitárselo. El niño no estaba preparado, así que fue un desastre y desistí en el mismo día que lo intenté (tengo muy poca paciencia, eso es cierto).

Unos ocho meses después, coincidiendo con la Semana Santa siguiente, cuando él iba a cumplir 3 años, el padre decidió quitárselo, aprovechando que estaba de vacaciones. Y fue muy fácil. El primer día y el segundo fueron terribles, le cambiamos 8-10 veces de calzoncillo y pantalón. Pero en una semana ya no tuvimos problemas, salvo algún escape puntual. Eso sí seguimos con el pañal por la noche durante bastantes meses más. Siempre dicen que debes quitarlo cuando aparece seco, pero nunca ocurría. Sin embargo un día decidimos quitárselo, llevarle a hacer pis justo antes de acostarlo y ha sido así de sencillo. Ha tenido algún escape pero muy pocos. Tampoco se levanta en medio de la noche y eso que suele beber agua antes de acostarse e incluso en plena noche. Aguanta bastante porque incluso por las mañanas, después de no haber hecho pis en toda la noche, le tengo que obligar a ir a hacerlo.

Coincido con mis compañeras en que hay que hacerlo cuando el niño esté preparado, cuando los padres estén tranquilos y con tiempo para estar con él, preguntarle a menudo, estar pendientes… Y que no hay prisa, salvo el que a los 3 años, al empezar el cole, el niño ya no puede ir con pañal. Pero por las noches.. ¿quién con 18 años lleva pañal? Pues eso, que tranquilidad, y paciencia!

Contadnos vuestra opinión. Gracias!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario