,

NIVEA CAJA AZUL: UN CLÁSICO QUE FUNCIONA

Nivea-lata-azul

Es uno de los productos que ha estado con nosotros toda la vida y sirve para casi todo: para la cara, el cuerpo y hasta hay personas que se la echan en el pelo para hidratarlo (yo esto último todavía no lo he probado pero no creo que tarde en hacerlo.)

Mi experiencia en los dos embarazos fue la misma: en los dos usé Nivea Caja Azul, vamos la de toda la vida. Fuí al supermercado y había una oferta de un tarro enorme por menos de 4 euros y me duró para los dos embarazos (he de decir que no todos los días me la echaba porque, sobre todo en los tres o cuatro primeros meses) no podía soportar el olor de determinados cosméticos. El resultado: ni una estría. Lo importante es que la piel esté muy hidratada y no importa cuánto dinero gastemos, sino lo importante es encontrar un producto que hidrate bien.

La crema Nivea Caja Azul supera este objetivo con creces. Los contras: es demasiado pastosa y tienes que dejar mucho tiempo la piel al descubierto hasta que se absorbe. Si es verano está bien, pero en invierno te hielas paseándote por toda la casa con la tripa al aire esperando que se seque.

Para mí uno de los productos estrella del embarazo.

 

producto-recomendado

 

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] en este aspecto también es eficaz (lo usé durante mi segundo embarazo), aunque en el primero use Nivea Caja Azul y he de decir que el resultado es el mismo. La única diferencia a favor de Bio-Oil es que se […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario