PADRES TÓXICOS ¿ERES UNO DE ELLOS?

En nuestra vida diaria encontramos personas tóxicas que pueden llegar a hacernos mucho daño: compañeros de trabajo, amigos o incluso familiares pueden llegar a arruinarnos la vida si no cortamos determinadas conductas.

En el caso de los niños la influencia de estas personas tóxicas puede ser todavía mucho más dañina, ya que ellos no han desarrollado los mecanismo de defensa que pueden minimizar los efectos de estar al lado de esa persona que está interfiriendo en un desarrollo personal sano.

Precisamente uno de los capítulos del libro “Detox-emocional” de la doctora en Psicología Silvia Olmedo trata esta cuestión: la influencia que puede llegar a tener un padre tóxico en la vida de una persona.

Todos los padres tóxicos no actúan de la misma manera; algunos son demasiado estrictos con los niños y, tal y como cuenta este libro, generan en ellos un miedo al fracaso tal que les impedirá probar nuevas experiencias por miedo a hacerlo mal. Otros, se vuelven tóxicos sin saberlo sobreprotegiendo demasiado a sus hijos, controlando a la pareja por medio de los pequeños o proyectando sus propias frustraciones en sus descendientes. Este, por ejemplo, sería el caso de muchos padres que no han podido estudiar una determinada carrera, ejercer una profesión o practicar un deporte y que “obligan” a sus hijos.

 

descarga (1)

Los padres nos podemos volver tóxicos aunque no lo sepamos por miedo a que hagan daño a nuestros hijos, o a su fracaso.

Este libro explica, además de las principales razones de porqué los padres nos volvemos tóxicos, los tipos de familias que promueven este tipo de conductas contraproducentes para los hijos, además de la influencia que tienen los hermanos en este tipo de relaciones o la manera de reparar el daño que nos ha podido hacer un padre/madre tóxico en nuestra niñez.

¿Cómo saber si somos padres tóxicos? 

En la página web https://victimasdepadrestoxicos.wordpress.com/ podemos saber mediante un sencillo test si nuestros padres fueron tóxicos para nosotros. Si tenemos comportamientos iguales a los que indican las preguntas,  quizá sea el momento de hacer una reflexión sobre si estamos actuando correctamente con nuestros hijos.

 

De entre todas las personas tóxicas los padres son los que más huella y daño pueden dejar en el individuo, pues suponen el principal punto de referencia y de apoyo del niño. Pero además de padres,  en nuestra vida podemos encontrar otro tipo de personas tóxicas a nuestro alrededor:  pareja, amigos o jefes pueden convertirse en nuestros peores enemigos.

Silvia Olmedo analiza en su libro qué hacer cuando nuestra familia política es la que nos está amargando la vida, las señales que indican que nos encontramos ante un trabajo tóxico, estrategias dañinas utilizadas por algunos profesores, el tema del bullying en los colegios o la toxicidad digital a la que estamos sometidos en los últimos tiempos debido a la utilización de los dispositivos digitales.

Por último nos da las claves para excluir a todas esas personas que nos están haciendo daño de nuestra vida y cómo enfrentarnos a ambientes que pueden ser tóxicos (por ejemplo los vecindarios).

A veces estamos tan sumergidos en nuestro día a día que no nos damos cuenta de todas las cosas que pueden estar intoxicándonos y que a la larga nos pueden pasar factura. Quizás sea tiempo de pararse unos minutos, reflexionar e intentar mejorar nuestra vida y la de nuestros hijos.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario