¿CESÁREA O PARTO NATURAL? : MI EXPERIENCIA

dscn0307

Cuando nos quedamos embarazadas, y si sobre todo somos primerizas nos asusta enormemente el momento del parto e imaginamos si este será natural o por cesárea. Todas queremos que sea lo más rápido y bonito posible, y si es lo más natural posible mejor.

Antes de comenzar a contar mi experiencia, ya que he pasado tanto por parto natural como por cesárea, he de decir que no estoy ni a favor ni en contra de ninguno de los dos tipos de parto, ya que todo depende de las circunstancias de cada embarazo o bebé.

Al pensar en cómo iba a ser mi parto siempre me lo imaginaba como rápido y por supuesto sin cesárea.

CESÁREA

Casi todas las mamás soñamos con tener un parto natural, rápido y sin complicaciones

 

Mi primer hijo lo tuve por parto natural; todo fue bien y comencé a tener contracciones como una semana antes y, al ser primeriza y no saber cuándo tenía que ir al hospital lo visité varias veces antes de que me dejasen ingresada.

Ingresé como a las 8 de la mañana y tenía una dilatación de unos 2 cm. Pedí la epidural y eso retrasó mis contracciones con lo que eran las 5 de la tarde y todavía no había dilatado ni 5 cm. Monitorizaron al niño y de pronto empecé a ver que entraban médicos y enfermeras en la habitación pero nadie me decía nada. El médico me dijo que empujase fuerte porque si no tendría que hacerme la cesárea pero al final el bebé salió por parto natural (y ventosa) pero con complicaciones ya que había respirado el meconio y tuvieron que ingresarle en la UCI durante 12 horas.

Para que os hagáis una idea el niño dio un 3 en el Test de Apgar, cuando lo normal es que suelan dar entre 7 y 10 puntos.  Tardé más de 8 horas en verle y no pude estar con él en los primeros momentos

Fue un susto muy grande pero afortunadamente se recuperó rápidamente.

En este parto natural me tuvieron que hacer una episotomía y se me produjo un desgarro que me llevó a tener un hematoma con el que estuve casi un mes que no me podía ni sentar.

 

CESÁREA

Mi primer hijo nació por parto natural pero éste se complicó y no fue tan rápido como esperaba

 

En el caso de mi segunda hija todo iba bien pero no se quería dar la vuelta; intenté de todo, incluso me dijeron que andase a cuatro patas para que se colocase pero la niña no se daba la vuelta.

Mi ginecólogo me dijo que en el parto daría la vuelta a la niña con una maniobra (ahora mismo no recuerdo el nombre), lo que me hizo tener mucho más miedo (a eso no ayudaron los comentarios de algunas personas a mi alrededor que contaban casos que habían oído y que no habían salido muy bien). Mi prioridad era que la niña estuviese bien; yo le dije que prefería una cesárea,  pero él insistió en que intentaría parto natural.

Me puse de parto a las 3 y media de la mañana y llegué al hospital con 5 cm y medio de dilatación. La doctora que estaba de guardia me dijo que si quería cesárea tenía que pedirla ya porque iba dilatando muy rápido: no me lo pensé y le dije que adelante. En media hora la niña estaba fuera y dio un 10 en el Test de Apgar.

Todo fue muy bien y en dos días me dieron el alta (como un parto natural) y la recuperación fue muy rápida (en un mes ya estaba casi totalmente recuperada=, pero lo mejor es que mi hija estuvo bien desde el primer momento.

Cada madre y cada parto son diferentes; yo estaba en contra de la cesárea pero siempre pienso que si me la hubiesen hecho con mi primer hijo éste no habría tenido sufrimiento fetal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario