SISTEMAS DE RETENCIÓN INFANTIL: POR MIGUEL ÁNGEL FERNANDEZ

silla-infantil-coche

 

@Trucos de mamás tenía ganas de contar en sus filas con un papá. El mundo de los niños tiene muchas visiones diferentes y queríamos que también los padres fuesen parte activa en este blog.

Ahora os podemos presentar a un nuevo colaborador en @Trucos de Mamás. Es Miguel Ángel Fernandez, papá de una niña de 5 años y un niño de 2 que se integra en el equipo. En el post de hoy nos hablará de los Sistemas de retención infantil en vehículos:

 

 

EN EL EMBARAZO 

 

Algunas futuras madres son reticentes a utilizar el cinturón de seguridad en su

estado de gestación, por miedo a que la utilización de este imprescindible

elemento de seguridad perjudique al feto.

Parece obvio pero hay que repetir lo que ya todos

sabemos; el cinturón salva vidas, también en este caso, sin embargo hay que

tener en cuenta unos consejos básicos en su utilización: El asiento debe tener el respaldo en posición

vertical y el cinturón bien ajustado al cuerpo, la banda

horizontal del cinturón debe quedar por debajo del abdomen y la diagonal se

debe colocarse sobre el hombro y entre las mamas. Para facilitar dicha

colocación hay en el mercado dispositivos homologados para mujeres

embarazadas que ayudan a colocar de forma correcta el cinturón de seguridad.

 

TRAS EL NACIMIENTO…..

 

450_1000

 

 

Una vez nazca el bebé, debe ir sujeto por un sistema de retención homologado

adaptado a su peso y hasta que alcance una altura superior a los 135m.

Debeviajar siempre en los asientos traseros, salvo que ya estén ocupados por

menores con estatura igual o inferior a los 135cm, sea un vehículo biplaza o no

exista posibilidad de montar en los asientos traseros un sistema de retención.

Según la altura y peso del menor, deben ir sujetos con unos u otros sistemas

de retención clasificados en grupos, clasificándose como sigue:

 

El grupo 0 y 0+ está indicado para niños desde recién nacidos hasta los

13kg de peso.

Las sillas de este grupo deben ir montadas en sentido

contrario a la marcha y se recomienda instalarlas en los asientos traseros

del vehículo, y si se tratase de capazos homologados en todo caso.

 

El grupo 1, previsto para dar seguridad a menores de 9 a 18kg de peso,

debe instalarse en sentido de la marcha. Un dato a tener en cuenta es que

si el niño saca alguno de sus brazos por fuera de las sujeciones (error muy

común consentido por los padres), el sistema pierde toda efectividad.

 

 

descarga

 

Grupos 2 y 3, para niños de 15 a 36kg de peso aproximadamente. Se

trata de unos elevadores con respaldo, que permiten viajar seguros a los

niños que ya son grandes para utilizar una silla y pequeños para usar solo

el cinturón de seguridad.

 

Excepcionalmente los menores de 12 años y 135cm de estatura puede

utilizar únicamente el cinturón de seguridad del vehículo, sin embargo se

recomienda que hasta los 150cm de altura se siga utilizando elevadores

que permitan el ajuste adecuado del cinturón de seguridad, como así

recoge una Directiva del Parlamento Europeo aprobado en marzo de 2003,

en el que obliga a los niños con estatura inferior al metro y medio viajar

en coche sujeto con un sistema de seguridad homologado.

Existen en el mercado dos tipos de sujeción al vehículo del sistema de retención

de infantil: el primero utilizando el cinturón de seguridad para ajustar la silla de

bebe al asiento y un segundo, el sistema denominado ISOFIX (el más

recomendable y seguro que evita un mal anclaje al vehículo).

 

CUESTIONES LEGALES

Los sistemas de retención deben estar homologados, y ha llegado el momento

de indicar que dos normas los regulan: la ECER 44/04 y una segunda que entró

en vigor en 2013 denominada “i-SIZE”, dotada de más requisitos a cumplir por

los fabricantes para dotar de una mayor seguridad a los niños.

Las sillas homologadas del mercado llevan una etiqueta acreditativa indicando la norma

Por otro lado, es muy importante a la hora de tomar la decisión de adquirir una

silla u otra, además de su diseño y practicidad (que es lo primero que entra por

la vista) la calificación de los test europeos de seguridad, un dato a valorar una

vez conocido que en 2015 un 37% de las sillas de infantiles analizadas

suspendieron el test, según ha publicado el RACE.

No podemos dejar pasar la oportunidad de dar una pincelada legal acerca del

inexistente o mal uso de los sistemas de retención infantil, recogiendo al

respecto la vigente Ley de Tráfico y Seguridad Vial; la posibilidad de inmovilizar

el vehículo, por no llevar a los niños correctamente sentados.

 

 

LESIONES EN ACCIDENTES DE TRÁFICO

 

Según datos publicados por la Dirección General de Tráfico los sistemas de

retención infantil homologados reducen un 75% las muertes en accidentes de

tráfico y el porcentaje de lesionados se queda en un 10%, datos que muestran

la importancia de tomar conciencia sobre los beneficios de cumplir la Ley para

la vida e integridad física de los menores a nuestro cargo.

Por otro lado, las lesiones derivadas de accidentes de tráfico más frecuentes en

menores de 2 años son de cuello, mientras que entre los 2 y 4 años se

producen en la cabeza y para finalizar hasta los 10 años los riesgos de sufrir

una lesión se centran fundamentalmente en la zona abdominal.

 

 

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

 

Para finalizar, debemos tomar conciencia de la importancia de que los menores

vayan provistos del adecuado y homologado sistema de retención infantil

acorde a su estatura y peso, protegiendo con ello su vida e integridad física, ya

que al fin y al cabo de eso se trata.

Cuando vaya a comprar una silla de retención, lleve su vehículo y a su hijo para

que la pruebe. Un consejo muy útil es solicitar que le hagan una demostración

del montaje. Hágalo usted mismo en presencia del vendedor, así evitará lectura

interminable de instrucciones y reducirá la posibilidad de un mal montaje que

repercutiría en la seguridad de los menores.

En caso de montar la silla en el asiento delantero, acuérdese de desactivar el

airbag. Nunca viaje con su hijo en brazos, ya que en caso de colisión un adulto

solo podría sujetar al menor a una velocidad inferior a 5km/h. Se recomienda

que la instalación de la silla se realice en el asiento central trasero, por ser este

más seguro frente a colisiones laterales. La seguridad que proporciona las sillas

de retención infantil es mayor que la de los cojines elevadores, por lo que se

recomienda utilizarlos todo el tiempo posible hasta que el peso o la estatura del

menor sobrepasen lo establecido por el fabricante.

 

 

425c3f2a-c04d-4c2b-bd3c-ce6e658e2ed9   Miguel Ángel Fernandez. 

Ex de muchas cosas… y las que me quedan. La evolución es el aprendizaje continuado. Eso es la vida, ¿no?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario