Entradas

CÓMO AHORRAR EN LA FACTURA DE LA GUARDERÍA CON EL “TICKET GUARDERÍA”

El presupuesto que tenemos que destinar los que tenemos hijos pequeños a la guardería suele suponer un gasto importante dentro de la economía familiar, pero ¿sabías que existe una fórmula de pago que nos permite ahorrar una suma importante de dinero al año? Se trata del “Ticket Guardería”.

Su funcionamiento es muy parecido al del “Ticket Restaurant” que tienen muchas empresas y del que seguro has oído hablar.

En este caso el “Ticket Guardería” es un beneficio fiscal que las empresas que quieran pueden implantar para ofrecer a sus empleados. En primer lugar tenemos que ver si nuestra empresa (del padre o de la madre) tiene este tipo de beneficio preguntando en el departamento de RRHH.

El funcionamiento del Ticket Guardería es muy sencillo: en vez de pagar directamente al centro escolar, el importe de cada mensualidad nos lo quitarán de la nómina. ¿Y cuál es el beneficio? Que esa cantidad que destinemos a la guarde de nuestros hijos está exenta de IRPF, por lo que nos ahorraremos pagar los impuestos de esa parte. Además todo el dinero que destinemos a la guardería no entra en la contabilización del tramo de IRPF, por lo que puede que al final de año puede que también nos baje este porcentaje y paguemos menos.

 

CÓMO AHORRAR EN LA FACTURA DE LA GUARDERÍA CON EL "TICKET GUARDERÍA"  Foto de %title

El Ticket Guardería tiene un funcionamiento similar al Ticket Restaurant que muchos conocemos: es un beneficio fiscal que muchas empresas ya ofrecen a sus empleados.

 

Pero vamos a explicarlo paso a paso con un ejemplo para que quede más claro:

 

Ahorro directo del pago del IRPF

Imaginemos, para simplificar,  que tenemos un sueldo de 1.000 euros mensuales /12.000 brutos al año, que la guardería de nuestro hijo cuesta 350 euros y que nuestro IRPF es de un 10%.

Sin Ticket Guardería:

Pagaríamos directamente a la guardería un total de 3.850 euros correspondientes a las 11 mensualidades y además de nuestra nómina nos descontarían los 1.200 euros de impuestos correspondientes a nuestro IRPF.

Con Ticket Guardería:

De los 3.850 euros correspondientes a la guardería no tendríamos que pagar IRPF, por lo que de nuestro sueldo anual tendríamos un  ahorro de 385 euros (es decir, en este caso, nos ahorraríamos una mensualidad del centro escolar).

Todas estas cifras son orientativas ya que depende del gasto que tengamos en el centro escolar y del IRPF que nos estén quitando en la nómina.

Ahorro tramo del IRPF

Al no incluir el dinero de la guardería en el total del dinero al que hay que quitar IRPF podemos bajar de los tramos estipulados por Hacienda, por lo que podríamos pagar impuestos (esto depende de cada caso en particular).

 

Para que sepas realmente lo que te puedes ahorrar en tu caso particular puedes utilizar la Calculadora ahorro cheque guardería

CÓMO AHORRAR EN LA FACTURA DE LA GUARDERÍA CON EL "TICKET GUARDERÍA"  Foto de %title

El Ticket Guardería permite un ahorro importante a las familias ya que esta exento de tributar el IRPF

 

Cuestiones sobre el Ticket Guardería

 

¿Desde y hasta cuando lo puedo usar?

Desde 0 a 3 años, es decir, en la primera etapa de educación infantil

¿Si me están quitando el dinero de la nómina, voy a cotizar igual en la Seguridad Social?

Sí, este beneficio no afecta en nada a nuestra base de cotización a la Seguridad Social que seguirá siendo la misma con o sin la utilización del Ticket Guardería

Soy autónomo ¿puedo pagar con Ticket Guardería?

No, por el momento solo está diseñado para Pymes y Empresas

¿Y cómo se hace el pago a la guardería?

Hay empresas que prefieren dar una chequera con 11 cheques al trabajador y cada mes éste entrega un cheque al centro escolar. Otras empresas directamente lo quitan de la nómina y se gestiona ese pago al centro. Nosotros no tenemos que hacer nada ya que ellos son los que gestionan todo esto.

¿Todas las guarderías aceptan este tipo de pago?

Sí ya que para ellos es un método de pago igual que otro. Si la guardería a la que va tu hijo todavía no lo tiene implantado puedes hablar con la empresa que gestione los cheques para que den de alta este servicio.

¿Quién lo puede pedir la madre o el padre?

Puede solicitarlo indistintamente uno de ellos

¿Cubre todos los meses del año?

No, solo cubre 11 meses ya que uno se considera de vacaciones.

 

Mi experiencia con el Ticket Guardería

Afortunadamente la empresa de mi marido contaba con Ticket Guardería como beneficio para sus empleados, así que yo lo llevo utilizando desde hace más de cuatro años (con mis dos hijos). Tengo que decir que es un sistema muy cómodo, ya que no tengo que preocuparme cada mes por ir a pagar al centro escolar, y sobre todo,  que se ahorra mucho dinero, ya que en mi caso la cantidad era de unos 600 euros al año. Imaginaos si tenéis más de un hijo en la guardería el ahorro total que puede suponer a final de todo el año.

 

Podéis encontrar más información sobre el Ticket Guardería en www.ahorradinerito.com

10 CLAVES PARA ELEGIR GUARDERÍA

Se acerca ya el momento en que muchas Comunidades Autónomas lanzan su oferta pública de plazas para guarderías y escuelas infantiles. Seguramente muchos de vosotros ya estareis mirando guardería para el próximo otoño pero las dudas sobre cual será el mejor sitio para llevar a nuestros hijos (sobre todo si tenemos que dejarlos cuando son bebés) son muchas.

La opción de dejarlos al cuidado de los abuelos es una de las más habituales, si tienes la suerte de vivir en la misma ciudad que ellos.

Si tu situación económica te lo permite quizás hayas pensado en contratar a una persona que cuide de tu hijo en casa.

Y la tercera opción es buscar una guardería o escuela infantil.

Os voy a hablar de esta última ya que es en la que tengo experiencia. Los abuelos no viven en la misma ciudad que nosotros así que desde el primer momento tuvimos claro que le llevaríamos a una guardería. Estando embarazada tuve que empezar a buscar. Y estos son los puntos en los que me centré para realizar la búsqueda:

1/ Opiniones del entorno.

La verdad es que solo tuve un par de opiniones de gente conocida, ya que aunque llevaba unos años viviendo en el barrio, no conocía a mucha gente con niños pequeños. Desde luego es siempre lo primero que tengo en cuenta para todo, preguntar en mi entorno, pero en el caso de la guardería no me sirvió y de hecho le llevé a un centro nuevo, que se inauguró justo cuando mi bebé empezó.

2/Profesionales.

Es sin duda el punto más importante pero a no ser que alguien te haya podido hablar de ellos, es imposible que sepas cómo trabajan los responsables del centro. En mi caso tuve la gran suerte de encontrarme con un equipo de profesionales impresionante. La mayoría de las cuidadoras eran licenciadas en psicología, pedagogía o diplomadas en magisterio, pero sobre todo eran unas apasionadas de su trabajo, cariñosas, alegres… Si tu peque, aunque no sepa hablar, sale feliz de la guardería, es buen síntoma.

3/Cercanía a casa.

Hay otros padres que optan por buscar una cerca del trabajo pero tal como están las cosas en el mundo laboral, y a no ser que seas funcionario, o que tengas un empresa propia, creo que es algo arriesgado. Así que lo más práctico es buscarla cerca de tu casa o de las casa de tus padres, si te van a echar una mano en el cuidado de tu bebé.

4/Horario.

Para mí era fundamental encontrar un centro que tuviera un horario amplio. No tenía a nadie que pudiera recoger a mi hijo, así que aunque no pensaba dejarle todo el día, sí que necesitaba que me ofreciera un horario amplio. Es relativamente fácil encontrar guarderías que abren a las 7 de la mañana, pero es más complicado encontrar centros que cierren más tarde de las 7 de la tarde, aún así tuve la suerte de encontrarla y aunque nunca lo dejé más de las 7 de la tarde, saber que si lo necesitaba podrían ofrecérmelo me daba tranquilidad.

5/Comidas.

Cocina propia o catering. Era un parámetro que en el momento de elegir la guardería no lo tuve en cuenta pero a la larga sí que vi que era importante. Y desde luego ahora lo tendría en cuenta, y prefiero que tenga cocina propia. En mi caso, mi hijo come bastante mal, como ya he contado en otros posts, y el hecho de que tenga cocina propia, nos facilitó su adaptación al sólido. Durante meses, le daban puré de bebés y el segundo plato del menú de mayores. En el caso de los centros con catering es complicado, ya que les llevan la comida por raciones, si le piden comida de bebé, no tendrá derecho a un segundo de mayores. Para el tema de alergias suelen estar bastante preparados tanto si tienen cocina propia como si es a través de catering.

6/Limpieza.

En un lugar con tantos bebés y niños pequeños es fundamental mantener una limpieza y una higiene perfectas. Es un aspecto que podrás observar en la visita que hagas al centro y fíjate también en los niños. Me parece importante que cuando los padres los recojan los peques estén limpios.

7/Seguridad.

Comprueba que no haya escaleras y zonas de riesgo para los más pequeños y si las hay, que estén protegidas con vallas de seguridad. Es importante que la puerta de entrada y salida al centro esté siempre cerrada y que no sea accesible para los niños.

8/Actividades.

Aunque para los primeros meses no son importantes, sí que lo son a partir del año o año y medio. Está claro que siendo tan pequeños lo fundamental es que jueguen pero sí que me gusta saber que hacen algo más que jugar. Después vendrá el colegio y allí empezarán a aprender pero me gusta que en la guardería también les enseñen cosas, pinten, experimenten, se disfracen, practiquen ejercicio, etc. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, es obligatorio que dispongan de un espacio en el exterior, un pequeño patio, donde puedan disfrutar también de los juegos al aire libre.

9/Idiomas.

Es interesante que desde tan pequeños puedan tener contacto con otros idiomas. Aunque suene a tópico, los niños son esponjas y hay que aprovechar esa facilidad que tienen. No se trata de que les den clases pero sí de que les acostumbren a sonidos diferentes, a través de canciones o juegos.

10/Webcam.

Es la política de puertas abiertas llevada al extremo. Reconozco que en los más de dos años que estuvo mi peque en la guardería con webcam me conecté un par de veces, no más. Pero las abuelas estaban enganchadísimas. Es una forma de transparencia en el trabajo que desarrollan. Y aunque no me parece fundamental, creo que es un punto a tener en cuenta. Si no tiene webcam, sí que me parece interesante que sea un centro con las puertas abiertas para los padres, que les involucren en actividades, en fechas determinadas, etc.

Y ante todo, comprueba que es un centro con la licenciada adecuada. ¿Habéis llevado a vuestros hijos a la guardería? ¿Qué tal ha sido vuestra experiencia?

,

HOY FINALIZA EL PLAZO DE SOLICITUD DE PLAZA EN GUARDERÍAS Y COLEGIOS DE LA CAM

Hoy termina el plazo para entregar los formularios de solicitud para pedir  plaza en los colegios de la Comunidad de Madrid, en el Primer y Segundo ciclo de Educación Infantil de 0-3 años y de 3 a 6; Primaria, Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato.

Podéis encontrar toda la información relativa a este proceso pinchando aquí. Las solicitudes para solicitar colegio podéis descargarlas  en este enlace, y las relativas a guardería a través del siguiente.

,

EL 10 DE MARZO COMIENZA EL PLAZO DE INSCRIPCIÓN EN GUARDERÍAS Y COLEGIOS DE MADRID

Desde el día 10 de marzo y hasta el 24 de marzo, se pueden presentar las solicitudes para la solicitud de plaza en los colegios de la Comunidad de Madrid,  en el Primer  y Segundo ciclo de Educación Infantil de 0-3 años y de 3 a 6; Primaria, Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato.

Podéis encontrar toda la información relativa a este proceso, incluyendo las solicitudes, pinchando aquí

 

También os dejamos un enlace a un post que publicamos sobre 10 ideas para elegir guardería.

 

10 CLAVES PARA ELEGIR LA GUARDERÍA MÁS APROPIADA PARA TU BEBÉ

Desde el momento en el que nos quedamos embarazadas, tenemos que empezar a pensar en el futuro de nuestro bebé. Si ambos padres trabajan, hay que decidir qué hacemos con él cuando se acabe la baja maternal, es decir cuando el bebé tenga entre 4 y 5 meses. Son tan pequeños… que se nos parte el corazón sólo de pensarlo. Pero tal como está montada nuestra sociedad es complicado pedir una excedencia para cuidarlos.

La opción de dejarlos  al cuidado de los abuelos es una de las más habituales, si tienes la suerte de vivir en la misma ciudad que ellos.

Si tu situación económica te lo permite quizás hayas pensado en contratar a una persona que cuide de tu hijo en casa.

Y la tercera opción es buscar una guardería o escuela infantil.

Os voy a hablar de esta última ya que es en la que tengo experiencia. Los abuelos no viven en la misma ciudad que nosotros así que desde el primer momento tuvimos claro que le llevaríamos a una guardería. Estando embarazada tuve que empezar a buscar. Y estos son los puntos en los que me centré para realizar la búsqueda:

  1. Opiniones del entorno. La verdad es que solo tuve un par de opiniones de gente conocida, ya que aunque llevaba unos años viviendo en el barrio, no conocía a mucha gente con niños pequeños. Desde luego es siempre lo primero que tengo en cuenta para todo, preguntar en mi entorno, pero en el caso de la guardería no me sirvió y de hecho le llevé a un centro nuevo, que se inauguró justo cuando mi bebé empezó.
  2. Profesionales. Es sin duda el punto más importante pero a no ser que alguien te haya podido hablar de ellos, es imposible que sepas cómo trabajan los responsables del centro. En mi caso tuve la gran suerte de encontrarme con un equipo de profesionales impresionante. La mayoría de las cuidadoras eran licenciadas en psicología, pedagogía o diplomadas en magisterio, pero sobre todo eran unas apasionadas de su trabajo,  cariñosas, alegres… Si tu peque, aunque no sepa hablar, sale feliz de la guardería, es buen síntoma.
  3. Cercanía a casa. Hay otros padres que optan por buscar una cerca del trabajo pero tal como están las cosas en el mundo laboral, y a no ser que seas funcionario, o que tengas un empresa propia, creo que es algo arriesgado.  Así que lo más práctico es buscarla cerca de tu casa o de las casa de tus padres, si te van a echar una mano en el cuidado de tu bebé.
  4. Horario. Para mí era fundamental encontrar un centro que tuviera un horario amplio. No tenía a nadie que pudiera recoger a mi hijo, así que aunque no pensaba dejarle todo el día, sí que necesitaba que me ofreciera un horario amplio. Es relativamente fácil encontrar guarderías que abren a las 7 de la mañana, pero es más complicado encontrar centros que cierren más tarde de las 7 de la tarde, aún así tuve la suerte de encontrarla y aunque nunca lo dejé más de las 7 de la tarde, saber que si lo necesitaba podrían ofrecérmelo me daba tranquilidad.
  5. Comidas: cocina propia o catering. Era un parámetro que en el momento de elegir la guardería no lo tuve en cuenta pero a la larga sí que vi que era importante. Y desde luego ahora lo tendría en cuenta, y prefiero que tenga cocina propia. En mi caso, mi hijo come bastante mal, como ya he contado en otros posts, y el hecho de que tenga cocina propia, nos facilitó su adaptación al sólido. Durante meses, le daban puré de bebés y el segundo plato del menú de mayores. En el caso de los centros con catering es complicado, ya que les llevan la comida por raciones, si le piden comida de bebé, no tendrá derecho a un segundo de mayores. Para el tema de alergias suelen estar bastante preparados tanto si tienen cocina propia como si es a través de catering.
  6. Limpieza. En un lugar con tantos bebés y niños pequeños es fundamental mantener una limpieza y una higiene perfectas. Es un aspecto que podrás observar en la visita que hagas al centro y fíjate también en los niños. Me parece importante que cuando los padres los recojan los peques estén limpios.
  7. Seguridad. Comprueba que no haya escaleras y zonas de riesgo para los más pequeños y si las hay, que estén protegidas con vallas de seguridad. Es importante que la puerta de entrada y salida al centro esté siempre cerrada y que no sea accesible para los niños.
  8. Actividades. Aunque para los primeros meses no son importantes, sí que lo son a partir del año o año y medio. Está claro que siendo tan pequeños lo fundamental es que jueguen pero sí que me gusta saber que hacen algo más que jugar. Después vendrá el colegio y allí empezarán a aprender pero me gusta que en la guardería también les enseñen cosas, pinten, experimenten, se disfracen, practiquen ejercicio, etc. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, es obligatorio que dispongan de un espacio en el exterior, un pequeño patio, donde puedan disfrutar también de los juegos al aire libre.
  9. Idiomas. Es interesante que desde tan pequeños puedan tener contacto con otros idiomas. Aunque suene a tópico, los niños son esponjas y hay que aprovechar esa facilidad que tienen. No se trata de que les den clases pero sí de que les acostumbren a sonidos diferentes, a través de canciones o juegos.
  10. Webcam. Es la política de puertas abiertas llevada al extremo. Reconozco que en los más de dos años que estuvo mi peque en la guardería con webcam me conecté un par de veces, no más. Pero las abuelas estaban enganchadísimas. Es una forma de transparencia en el trabajo que desarrollan. Y aunque no me parece fundamental, creo que es un punto a tener en cuenta. Si no tiene webcam, sí que me parece interesante que sea un centro con las puertas abiertas para los padres, que les involucren en actividades, en fechas determinadas, etc.

Y ante todo, comprueba que es un centro con la licenciada adecuada. ¿Habéis llevado a vuestros hijos a la guardería? ¿Qué tal ha sido vuestra experiencia?