,

POST INVITADO: PRACTICA YOGA CON NIÑOS

El post invitado de hoy viene de mano de WideMat.com, la web de la única esterilla con la que puedes hacer Yoga en familia.

Al hacer Yoga con tus hijos les estás ayudando a crecer con serenidad y paz interior. Te animamos a practicar con ellos estos 4 ejercicios de respiración.

Los ejercicios de respiración para niños basados en el Yoga tienen la capacidad de hacerles sentir más tranquilos, relajados y serenos.

Enseñarles estas técnicas significa dar a nuestros hijos unas herramientas muy eficaces para que crezcan sabiendo gestionar el estrés y cultivando su paz interior.

Desde que nacen queremos lo mejor para ellos y la respiración consciente de prácticas como el Yoga es muy fácil de aprender, sobre todo si lo hacen de una

forma muy natural y tomándoselo como un juego.

Hay dos reglas básicas que tienes que explicar a tu hijo antes de ponerte a jugar:

  • El aire siempre se tiene que coger por la nariz, y nunca por la boca
  • El aire debe cogerse y soltarse muy despacito

 

Por eso hoy quiero proponerte unos ejercicios de respiración especiales para hacer con tus hijos. ¿Te animas?

 

Ejercicio de la flor

Siéntate con tu hijo en la esterilla de Yoga. Pídele que cierre los ojos y que se imagine que estáis en un campo con flores de muchos colores.

Vais a ir cogiendo flor por flor y respirando profundamente para ver a qué huele cada una.

Hay que respirar muy despacito mientras se toma el aire con la nariz, y después hay que soltarlo también muy despacio para no estropear la flor.

la-abeja-y-la-flor

Ejercicio de la abeja

Cuando estáis oliendo la última de las flores, aparece una abeja. Os toca y os convertís los dos en abejas que van volando por el campo.

¿Qué ruido hace la abeja? Tenéis que imitar el zumbido de la abeja. Después de un ratito haz que tu hijo siga haciendo el sonido pero tapándose los oídos. La

vibración que produce este ejercicio le relajará mucho.

 

Ejercicio del globo

Lo malo que tienen las abejas es que pican. Y sin querer habéis pinchado un globo que tenía una niña en la mano.

Para la niña no se quede sin su globo tenemos que hinchar uno nuevo, pero esta vez es el globo más grande del mundo.

El niño tiene que coger mucho aire, todo el que pueda (recuerda que siempre deben hacerlo por la nariz). Después tiene que coger el globo imaginario con sus

manos e ir hinchándolo poco a poco para que cada vez sea más grande.

96a265d2-fd5c-489a-82ed-2069de6fe52d

 

Ejercicio de la serpiente

Ahora que hemos hinchado el globo más grande del mundo vamos a tumbarnos en el suelo y a imaginar como el globo sube cada vez más.

De repente escuchamos algo… ¡Nos hemos convertido en una serpiente! ahora el juego consiste en hacer el sonido que hacen las serpientes, respirando por la nariz

y siseando como hace una serpiente: sssssssss!

 

¿Te ha gustado el cuento? Seguro que con estos ejercicios de respiración tus hijos y tú pasaréis un buen rato en familia y os sentiréis al acabar mucho más relajados y

serenos.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario