Un estudio de la compañía de investigación farmacéutica GSK demuestra que la administración de la vacuna Boostrix durante el embarazo potencia los anticuerpos de las madres para proteger a sus hijos recién nacidos de la tos ferina.

Los resultados principales del estudio demuestran que los hijos de las mujeres embarazadas que recibieron la vacuna del tétanos, difteria y tos ferina (dTpa) Boostrix durante el embarazo tuvieron como media nueve veces más anticuerpos contra la tos ferina que los hijos de las mujeres embarazadas que recibieron placebo.

Según declaraciones del Dr. Thomas Breuer, director médico de la división de vacunas de GSK, “la administración de la vacuna dTpa Boostrix de GSK a las mujeres embarazadas puede incrementar notablemente la respuesta inmunitaria para proteger a los recién nacidos de infecciones graves hasta que tengan la edad suficiente para que se les proteja directamente frente a la enfermedad mediante la vacunación”.

Más anticuerpos contra la tos ferina para el bebé

El objetivo del estudio era determinar la cantidad de anticuerpos contra la tos ferina que se transmitían de las mujeres embarazadas a sus bebés a través del cordón umbilical tras recibir la vacuna dTpa o un placebo de solución salina en el tercer trimestre del embarazo.

La conclusión del estudio fue que las mujeres embarazadas que recibieron la vacuna dTpa Boostrix transmitieron más anticuerpos contra la tos ferina a sus bebés que las mujeres que recibieron placebo. . Estos hallazgos son coherentes con las extensas pruebas que demuestran el beneficio y la seguridad de vacunar a las mujeres embarazadas con la vacuna dTpai.

Los resultados de este estudio mostraron que los hijos de las madres que recibieron la vacuna dTpa continuaron teniendo concentraciones altas de anticuerpos contra la tos ferina transferidos por vía materna. . Esto podría ofrecer una mejor protección a los niños en sus primeros meses de vida durante el período de mayor vulnerabilidad y hasta que puedan ser protegidos mediante la vacunación directa.

Beneficios de la vacunación en el embarazo

Para el Dr. Ignacio Cristóbal, ginecólogo y director del Instituto de Salud de la Mujer del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, el primer beneficio directo de la vacunación en el embarazo “es la disminución de la mortalidad por tos ferina en el período neonatal, cuando más susceptibles son los niños por no disponer de suficientes anticuerpos, pues la primera dosis de la vacuna no se administra hasta que cumplen dos meses de vida. Si vacunamos a las madres durante el embarazo, conseguimos que haya más anticuerpos en sangre materna y que estos pasen en mayor cantidad al bebé, protegiéndolo”. El Dr. Cristóbal también recuerda que “hay que indicar la revacunación en cada gestación”.

España se recomienda administrar la vacuna entre las semanas 27 y 36 de gestación (preferentemente entre las 28 y 32 semanas).

Los resultados de los estudios publicados respaldan la recomendación de administrar la vacuna dTpa durante el embarazo para prevenir la infección por la tos ferina en los bebés.

Fuente: www.gsk.es

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.