Adelgazar se convierte en un reto imposible para muchos de nosotros cuando padres. Hombres y mujeres cambiemos nuestros hábitos y estilo de vida por completo engordando debido a la ansiedad y el estrés que genera esta nueva situación para nosotros.

En este caso una lectora de Trucos de Mamás ha decidido compartir su historia con todos nosotros y como la maternidad influyó en su estado físico engordando durante sus embarazos y haciendo que perdiesen la confianza en sí misma.  Tras llevar a cabo decenas de dietas sin ningún resultado encontró por fin la forma definitiva de eliminar esos kilos de más y sentir la plena felicidad.

Hola a todos. Me gustaría compartir con todas vosotras mi historia, en la que seguro más de una os sentís identificadas. Ante todo, quiero deciros que no pretendo convencer a nadie para que pruebe lo que a mí me ha funcionado, pero al igual que a mi creo que a muchas personas puede ayudarle conocer lo que yo he vivido durante años con las dietas de adelgazamiento y el hecho de encontrar una que me ha funcionado me ha llevado a contarlo a los demás.

Soy mamá de 2 niños y ante todo ellos han sido siempre mi prioridad, y al igual que os habrá pasado a muchas de vosotras, el hecho de volcarnos por completo en la maternidad hace que muchas olvidemos de cuidar de nosotras mismas y nos dejemos poco a poco.

En el primer embarazo cogí 20 kilos que a duras penas conseguí eliminar. Con el segundo …BOOM, otros 20 kilos. claro ya no son los kilos sino la formas que se te quedan tan poco sensuales. 

Tras dedicarme unos años por completo al cuidado de mis hijos y a descuidar mi imagen empecé a hacer dieta y desde entonces he probado muchas, y he hecho mucho ejercicio, pero para que me voy a engañar…disfruto comiendo, y las dietas me roban energía, me crea ansiedad, y encima es una penitencia.

Probé la afamada Dukan, una muy famosa de una clínica que estaba situada en el centro de (por no hacer publicidad); aún recuerdo las famosas amalgamas para poder saltármelo y con tanta ansia lo hacía que hasta me sentaba fatal. En fin, he probado muchos otros métodos, y parece que he dado con el más positivo. Obviamente hay que querer, pero querer yo he querido con todos los métodos….

Un día la profe de la guardería de mis hijos me comentó un método que a ella le había funcionado y estaba contentísima con él. Aunque en un principio no me fiaba de ella pero la ansiedad y la frustración hacían que cada dieta que empezaba me costase un mundo. Así que lo probé y aquí me teneís, con 15 kilos y medio perdidos en 5 meses.

Ahora me siento feliz conmigo misma y puedo hacer feliz a los demás.

Vosotros me diréis y eso ¿no se consigue con cualquier método de adelgazamiento? Pues sí, yo he llegado a perder 25 kilos que recuperé  de nuevo. ¿Cuál es la diferencia? ¡Que no me siento cansada, que tengo mucha energía, que la pérdida de volumen es bestial, que no tengo ansiedad, que tengo un grupo de motivación donde tenemos dietas semanales, dietas equilibradas y variadas donde los hidratos NO están prohibidos sino al revés, ejercicios, recetas con dulces fit (saludables), que me animan a saltármelo una vez por semana sin que me coma la cabeza!!! El apoyo de otras tantas compañeras que se convierten en amigas en la distancia.

Yo empecé mi plan de adelgazamiento con 112 k, y llevo ya 96,5 k y os dejo la foto de mi cambio. Con esto, no pretendo convencer a nadie si no a través de contar mi propia experiencia animar a que quitarse los kilos de más es posible.

Os dejo el link por si quereís contactar conmigo. Estaré encantada de conocer vuestras historias y poder ayudaros en lo que sea.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.