POST INVITADO: ALIMENTACIÓN DE LA MADRE DURANTE LA LACTANCIA

alimentacion-infantil-ventajas-de-la-lactancia-materna.2

Nuestro post invitado de hoy viene del blog http://mylittlecupcakenutritionandbabycare.blogspot.com/ creado por Sara Romeiro, una nutricionista portuguesa que en su blog nos cuenta muchos trucos, consejos y recetas naturales tanto para bebés como para mamás.
Hoy en día, es recomendable que la madre lactante coma de todo, lo más diverso posible, asegurando el consumo de frutas y verduras, carne y pescado, cereales y tubérculos, productos lácteos y un poco de grasa (preferiblemente vegetal).

Aunque la lactancia despierte el apetito y provoque el gasto de una gran cantidad de calorías, no hay necesidad de duplicar la cantidad de alimentos, o cometer excesos. Se debe ingerir suficiente comida para satisfacer el hambre (físico, no psicológico), no saltarse comidas  y no pasar muchas horas sin comer.

Para que el bebé crezca sano debe de evitarse el consumo de alcohol y limitarse el consumo de bebidas y alimentos estimulantes como el té, café y chocolate.

El consumo excesivo de leche, hoy en día sabemos que es un mito y no es aconsejable. La madre debe beber líquidos en abundancia, sí, pero en forma de agua o infusiones como melisa, manzanilla o hinojo.

Además, puede y debe comer de todo, aunque hay alimentos que pueden causar malestar intestinal en los lactantes. Aquí, es la madre que tiene que entender cuales son los alimentos que tolera su retoño. Algunos alimentos que causan gases pueden causar molestias al bebé, tales como legumbres, cebollas crudas, pimientos, coliflor, coles de bruselas, pepino, col y el brócoli. Algunas frutas como los cítricos, el kiwi, las fresas y frutos rojos también pueden causar una reacción.

images

Alimentos como el pepino o la cebolla pueden provocar malestar en el lactante

 

El truco en estos casos es comer estos alimentos inmediatamente después de amamantar. En mi caso, nunca dejé de beber café, uno por la mañana y otro después de la comida. Una vez que terminaba de amamantar o sacar leche, bebía mi café y esto nunca le provocó cólicos a “Baby C”.

El único momento en que pasé la noche despierta fue cuando me decidí a comer una caja de tres Ferrero Rocher que el padre trajo. En el momento no lo pensé, pero nunca más he vuelto a caer en el mismo error!

 

Todos los otros alimentos, los comi sin ningún problema y traté de variar al máximo. Coincidencia o no mi Cupcake come todo y no extraña ningún sabor. 🙂

 

¡¡Muchas gracias a Sara por cedernos este interesante artículo y a Rute por traducirlo!!!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario