BATALLA DE SEXOS: POR QUE NO PUEDO…?

El sexo no conoce de edades ni de condición social. Los niños vienen al mundo sin unos prejuicios que  los adultos  ocupamos de inculcarles. Publicidad, costumbres, educación y valores son los principales factores a la hora de que sean los propios niños los que “no quieran jugar a cosas de chicas” o que algunos deportes o tareas les sean adjudicados a uno u otro sexo únicamente por el hecho de ser niño o niña.

 

A veces me sorprende que en la sociedad del S XXI todavía sea habitual decir frases como “no juegues con esas cosas que son de chic@s” o “tu vete a jugar con las muñecas como las niñas”.

La semana pasada viví dos situaciones de este tipo: una en la que se increpaba a un niño porque quería pintarse las uñas y su padre le decía que eso era de chicas y que se iba a “amariconar”, y la otra en la que un niño quería jugar en el parque con una muñeca y su madre fue rápidamente a quitársela de las manos  porque eso eran “cosas de mujeres”.

Analizando nuestra sociedad vemos, que muchas de las cosas que creíamos extinguidas están presentes en el día a día. Pero ¿quienes somos los verdaderos culpables de que se creen estas situaciones?:

 

  • PADRES

Los padres jóvenes parecemos muy liberales pero hay muchos casos en gente menor de 30 años en los que los casos de machismo están a la orden del día. Algunos psicólogos achacan en este cambio de comportamiento en las generaciones más jóvenes a que han sido cuidados por los abuelos por lo que han vivido ese tipo de educación y reproducen las mismas  conductas.

 

  • PUBLICIDAD

Aunque estamos hartos de ver en los medios de comunicación multitud de campañas a favor de la igualdad de sexos desde la infancia los spot publicitarios diferencian claramente los juguetes que son para niños y los que son de chicas.

Las muñecas siguen siendo cosa de niñas y los coches y artículos de motor de chicos. A nosotros mismos nos cuesta ver una imagen como la que aparece en la parte inferior de un niño jugando con un carro de muñecas en los anuncios publicitarios. Este factor, arraigado entre nosotros de una forma muy fuerte impide que

 

 

juguete-unisextres-478x270

 

  • VALORES

Una base en educación en valores hace que nuestros hijos sean más tolerantes en su vida diaria. Es difícil pero tenemos que esforzarnos día a día porque de la semilla que plantemos hoy veremos el fruto de mañana en nuestros hijos.

La tolerancia, el respeto hacia los demás y sobre todo el amor serán la mejor herencia que podemos dar a nuestros hijos.

 

. ENTORNO

Hace unos días una de mis hijas llevaba unos cromos de la saga Star Wars al colegio y uno de sus compañeros le dijo que donde iba con ellos que si se creía un chico.  Ella no sabía bien la razón del comentario pero desde entonces ha dejado de llevarlos.

Seguramente en vuestro entorno hayáis tenido casos parecidos. Los niños desde pequeños siguen las directrices que les marca el entorno familiar y los amigos del cole.

Si un niño mantiene el liderazgo en su aula la mayoría de sus compañeros seguirán las reglas que va marcando y jugarán a lo que él diga. Mi sobrino por ejemplo solamente juega en su clase a pelear, luchar y como dice él “a guerras…”. Uno de los niños de su clase se dedica a pegar a los demás y ha generado el que el resto esté siempre a la defensiva.

 

. LOS ROLES

El rol ama de casa= a cuidado de marido, hijos y labores del hogar y hombres= trabajar fuera de casa  se va perdiendo poco a poco pero todavía hay mucho por avanzar en este camino y un buen aliciente sería desde el sector juguetero. Los niños deben jugar a lo que quieran y no a lo que esté marcado y los juguetes son una buena iniciativa para el cambio de rol.

 

Nuestros hijos deben ser lo que quieran, deben jugar a lo que quieran y deben formarse en el respeto hacia los demás y hacia ellos mismos. Con ello conseguiremos que sean grandes personas con grandes valores.

 

@Trucosdemamás

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario