Los casos de sarampión se han disparado en Europa en el último año. La crisis económica que sufren algunos países y las últimas tendencias a evitar las vacunas han hecho saltar la alarma. Desde la OMS (Organización Mundial de la Salud) se insiste sobre la importancia de vacunar a los niños ya que además de protegerlos contra la enfermedad impide que se extienda por el resto de la población.

 

Ya hay siete países especialmente afectados por el sarampión, con más de 1.000 enfermos detectados desde enero: Georgia, Italia, Grecia, Serbia, Ucrania, Rusia y Francia. En estos territorios hay algunas comunidades con menos del 70% de vacunados, según la OMS. Desde esta organización se recuerda la importancia de la vacunación ya que las causas de este brote podrían tener lugar debido a dos causas principalmente: la fuerte crisis económica que se vive en algunas zonas de Europa y que impide el tener un acceso gratuíto a estas vacunas y por otra la tendencia al alza de los movimientos antivacunas sobre todo en algunas zonas de Italia o Alemania.

Recordad que en España, el acceso a esta vacuna es gratuíto. 

 

 

El sarampión es una enfermedad vírica muy contagiosa y a veces grave, que produce fiebre alta con una erupción por todo el cuerpo, tos y conjuntivitis ). También aparecen las denominadas manchas Koplik, pequeños puntos blancos que aparecen en la mucosa de la boca. En ocasiones se complica con otitis, neumonía o afectación grave del cerebro (encefalitis).

En los últimos años  están aumentando los casos en Europa debido a que hay niños y adultos sin vacunar y a que es una enfermedad extremadamente contagiosa. La falta de confianza en las vacunas y los falsos mitos sobre ellas son los enemigos de la desaparición de esta enfermedad en nuestro continente.

El sarampión es todavía una causa importante de muerte infantil en África y Asia.

RECOMENDACIONES DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA

La AEP recomienda la vacunación de todos los niños con 2 dosis de vacuna triple vírica, la cual incluye entre sus componentes el del sarampión. La propuesta de la AEP es iniciar la vacunación a los 12 meses de edad y administrar la 2.ª dosis entre los 2 y 4 años. Esta es la pauta que se recomienda en todos los calendarios infantiles españoles.

 

BROTE DE SARAMPIÓN EN EUROPA: LA IMPORTANCIA DE LA VACUNACIÓN.  Foto de %title

 

 

En Europa, la vacuna del sarampión se administra formando parte de la vacuna conocida como triple vírica (SRP), que va asociada a los componentes de las paperas (parotiditis) y la rubeola.

Actualmente se dispone también de la vacuna tetravírica (SRPV), que contiene además el componente frente a la varicela. Puesto que produce con más frecuencia fiebre, la vacuna SRPV se recomienda particularmente para la segunda dosis (2-4 años), evitando así un pinchazo.

La triple vírica y la tetravírica son vacunas de virus vivos debilitadosen el laboratorio, de forma que no provocan enfermedad, pero sí una potente respuesta defensiva en quien las recibe y además de larga duración).

La recomendación de la vacunación es universal, con 2 dosis de triple vírica separadas entre sí, al menos, un mes. La primera dosis debe administrarse una vez cumplidos los 12 meses de edad; si se recibe antes, no se contabiliza.

 

 

 

BROTE DE SARAMPIÓN EN EUROPA: LA IMPORTANCIA DE LA VACUNACIÓN.  Foto de %title
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.