El miércoles comenzaste tu viaje más largo.

Tenías preparado tu cohete espacial para

este día pero no nos dijiste nada

hasta que llegó el momento de la partida.

 

Cuando mire hacia arriba

y vea una estrella brillar mucho

sabré que has llegado a tu destino.

 

Ahora me tendré que portar bien con mi hermano

porque me estarás vigilando desde el cielo.

 

Alli no estarás solo. Dile al abuelo y a la tía que también

les echamos mucho de menos.

 

Allá donde estés te mando un besito muy muy grande yayo.

 

Ari

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.