ESTAS SON LAS CREMAS SOLARES PARA BEBÉS QUE PIDEN RETIRAR DEL MERCADO

La OCU (Organización de consumidores y usuarios pide la retirada de dos cremas solares porque su protección no es «muy alta» como indica la etiqueta».

Como padres queremos lo mejor para nuestros hijos y ahora que llega el sol muchos de nosotros buscamos una crema solar con factor muy elevado para que nuestros hijos no se quemen y minimizar los efectos nocivos del sol.

Hoy mismo ha salido la noticia de que dos de estas cremas » ISDIN Fotoprotector Pediatrics Transparent Spray SPF 50+  y
Babaria Infantil Spray Protector SPF 50+  no cumplen lo que dice su etiqueta y protegen mucho menos de lo que prometen.

En concreto la crema de ISDIN ofrece una protección media (SPF 15) en vez de la 50+ que promete, por lo que además puede suponer un riesgo potencial, ya que si le echamos la crema que creemos que tiene un factor 50, también pensaremos que el tiempo de exposición sin sufrir daño puede ser mayor, aunque la realidad no es así.

La otra crema, de Babaria, debería estar etiquetada con un factor SPF 30, en vez del 50+ que indica.

Según este estudio, que podéis ver completo si pincháis este enlace , las mejores puntuaciones se las llevan la crema Garnier Delial Sensitive Advanced Bruma Antiarena, mientras que la crema Cien Sun Spray Solar Infantil de Lidl, en formato pistola, se lleva la calificación de compra maestra por su relación calidad precio.

La crema
Cien Sun Spray Solar Infantil de Lidl  es la mejor en relación calidad -precio

Las empresas han respondido que este estudio no ha tenido en cuenta sus estudios sobre las cremas, a lo que la OCU ha respondido:

OCU no gana nada, ganan los usuarios

Este es un análisis comparativo independiente: OCU no gana nada si el mejor es Garnier, Vichy, Nivea, Cien o ISDIN. No ganamos nada se venda en farmacia, en supermercado o en perfumería. A nosotros no nos importa cuál es el mejor, solo buscamos informar a los consumidores de cuáles son buenos productos (y 14 de los analizados efectivamente lo son)No tenemos más interés que el beneficio de los consumidores, a diferencia de nuestros detractores, que tienen unos intereses comerciales claros y evidentes.

Desmontamos las acusaciones falsas

Sí hemos comunicado los resultados

  • ISDIN indica: “la OCU no ha facilitado una copia del estudio en el que supuestamente se obtuvo un SPF y un UVA-PF inferior al indicado en el etiquetado del Producto por lo que ISDIN no ha podido verificar ni la metodología, ni la ejecución, ni la coherencia de los resultados de este estudio”.

Sí lo hemos hecho, como a los demás fabricantes incluidos en el análisis, se ha mandado el detalle de la metodología (puedes consultarla aquí) y los resultados concretos de su producto en las pruebas analíticas de filtros UVB y UVA.

  • Babaria afirma: “A pesar de que BABARIA ofreció a la OCU estos resultados, la entidad no los ha tenido en consideración para complementar su informe sobre Protectores Solares y, por ende, contrastarlo”.

Como indicamos en Así analizamos, facilitamos los informes, y enviamos al laboratorio la información que recibimos de los fabricantes dentro del plazo definido para la publicación de los resultados en su contexto internacional: tras estudiarlo, el laboratorio no consideró que ninguno de los estudios aportados refutara nuestro estudio, más reciente y realizado con una metodología específica. 

Sí contamos con la AEMPS

  • Stanpa indica: “En España, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios es quien puede evaluar los estudios científicos de eficacia y seguridad que realizan las compañías y utilizan para sustentar con datos las alegaciones que aparecen en los etiquetados de los productos.”

Efectivamente. Por eso mismo en OCU nos hemos dirigido a la AEMPS notificando los resultados del estudio y pidiendo que realice las comprobaciones necesarias. La Agencia ha solicitado más detalles, que ya les estamos facilitando.

Sí tenemos conocimiento científico

  • Stanpa afirma: “La OCU no tiene conocimiento científico ni personal cualificado para hablar de un tema de tal complejidad como es la determinación del FPS en un protector solar infantil.”

Esto es rotundamente falso. Este estudio de protectores solares, como todos los anteriores, es un estudio internacional que se lleva a cabo en el ICRT (International Consumer Research & Testing) una asociación de carácter técnico en la que se agrupan las pincipales asociaciones de consumidores independientes del mundo para la realización de análisis comparativos: los análisis comunes no sólo permiten reducir los costes de compra de productos, laboratorio de análisis, etc., sino también conseguir un impacto mayor, gracias a la publicación de los resultados de los análisis en varios países. Este análisis de protectores solares se ha realizado en un laboratorio acreditado reconocido internacionalmente, homologado y prestigioso. Mantenemos en secreto su identidad y firmamos un acuerdo de confidencialidad, en aras a garantizar su independencia, para que no sufran presiones interesadas, y para no perjudicarles, pues son los mismos que trabajan en el sector.

Pero a nivel local, el equipo de trabajo directamente implicado en el estudio, el que trabaja con el laboratorio acreditado está integrado por un médico, tres farmacéuticos, dos químicos, un veterinario, entre otros. Estos profesionales cuentan con el soporte de abogados y periodistas especializados: un equipo científico multidisciplinar y profesional que, por tanto, nada tiene que ver con un “divulgador científico” o un bloguero.

Discrepancias en el índice

La valoración global de estos productos tiene en cuenta, especialmente, el factor de protección solar real: en el caso de Babaria es algo inferior al anunciado, en el caso de ISDIN, bastante menor. Sin embargo, el CEO de ISDIN en declaraciones a la prensa ha afirmado que  el índice “es un número que se fija en el laboratorio, que a veces varía y que puede no corresponderse con la proteccion real». Eso es lo que desde OCU, con los resultados del laboratorio en la mano, hemos comprobado. 

No han tenido quejas, luego nadie se quema ¿en serio?

Unos y otros afirman no haber tenido constancia de niños que se hayan quemado por usar la crema…  si un niño presenta una exposición solar excesiva, ¿los padres se quejarán al fabricante de la marca?, ¿de verdad?  O más bien pensarán que se han descuidado dejándolo demasiado al sol… La piel tiene memoria y sabemos que hay una incidencia creciente del cáncer del piel, y la exposición al sol, desde la infancia, es uno de los principales factores de riesgo.

Lo que está claro es que tanto la OCU como las empresas tendrán que presentar informes fiables que demuestren quién tiene razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.