7 SITUACIONES ENGORROSAS QUE JAMÁS PENSASTE VIVIR COMO PADRE

                     Hay situaciones en la vida que a los nuevos padres nos resultan muy familiares y que nos hacen pasar la vergüenza que quizás nunca tuvimos. Nuestro post invitado viene de la mano de “El estrés de la teta” donde Dalia Sthendal nos cuenta en clave de humor estas situaciones “engorrosas” que jamás imaginamos tener….

 

En mi corta vida como madre soltera he podido comprobar que la vida de un padre o madre es mucho más dura de lo que nunca había imaginado.

Partiendo de la base que mi vida se ha reducido a cambiar pañales, dar a la niña de comer, cambiar pañales, salir al parque de al lado, volver a casa porque está berreando, cambiarla de nuevo…. (mi vida me recuerda a la película “Atrapado en el Tiempo” y su conocidísimo “día de la marmota”) y acostarme agotada de madrugada pensando en cuantas horas voy a poder dormir tranquila, he descubierto que puedo aportar algunas cosas más en este universo de padres treintañeros (casi ya cerca de los cuarenta….).

 

1

Así que he decido reflejar todas esas experiencias en el blog. Seguramente muchos de vosotros os sintáis identificados con alguna de ellas.

 

  1. LA CACA DE LOS NIÑOS, MEJOR COMPARTIDA.

Esta situación la viví hace dos semanas. Una de estas tardes calurosas decidí abandonar el hogar materno e irme a un centro comercial a pasar la tarde fresquita con Victoria. Con mi gran previsión como madre me llevé la mochila de paseo con un pañal y un paquete de toallitas de las que solo quedaban un par.

Comencé mi exploración por las tiendas del centro comercial y nada más entrar en la primera comencé a oler algo sospechoso….os podéis imaginar. Asi que me fuí a los baños a cambiarla.

Se había hecho caca y estaba lo que comúnmente denominamos los mortales “un poco suelta”. Hice la operación cambio pero no le di la mayor importancia.

Continué mi recorrido marujil y al poco tiempo vi que algo extraño y oscuro asomaba por el lateral  del pañal:  HORROR. Se había vuelto a hacer caca.

Bueno, pensé, como no tengo más pañales me voy a comprar unos al super del centro comercial. Abrí el monedero y……Sorpresaaaaa solamente me quedaban un par de euros sueltos y no me había llevado la tarjeta de crédito.

Empezaron a sudarme las manos y comencé a hiperventilar. No sabía como iba a acabar ese pastel, y nunca mejor dicho asi que volví corriendo a los servicios y agarré un rollo de papel higiénico. Como pude hice un pañal improvisado tipo momia y envolví a Victoria en él.

Con  los nervios de cambiarla rápido no me dí cuenta de que había colocado el pañal sucio en el lavabo asi que quedó todo rebozado en caca de la niña. Intenté limpiarlo como pude con el papel higiénico  pero me dí cuenta de que mi camiseta también había quedado “lodada”.

Os podeís imaginar el cuadro que monté allí.

3

 

-Espero que me de tiempo a llegar a casa sin que se cague otra vez….pero no. Al rato ya se había vuelto a hacer caca de nuevo.

Como iba de camino a casa me metí en un supermercado  y compré un paquete de compresas súper con alas (que era lo único para lo que me daba el dinero). Le planté sus dos compresas y aguantó malamente hasta casa.

 

 

  1. EN BOCA CERRADA NO ENTRAN MOSCAS

Los niños tienen el don de decir las cosas en los momentos más inoportunos. Uno de los casos que me viene ahora a la cabeza es el de la hija de una de mis ex compañeras de trabajo. Nos contaba como en las vacaciones de verano se fueron con unos amigos unos días al pueblo. Una de sus hijas es muy tímida y no habla nunca con nadie.

Pero  la niña tiene un don para decir lo que piensa en el momento más inoportuno. Una de las amigas de mi compañera sufría halitosis y durante la comida la madre pidió a la niña que le  acercase  pan. La niña, ni corta ni perezosa dijo: Mamá, no me acerco que su boca huele mal…..

Imaginaros la cara de la pobre mujer…..

 

  1. MÉDICO BUENORRO= VERGÜENZA SEGURA

 

2

 

Seguro que muchos os sentís identificados con esto: Vais al pediatra o al médico de urgencias y os encontráis con el típico médico buenorro que os atiende.  Cuando va a auscultar al pequeño/a de turno pueden ocurrir dos cosas:

  1. Que cuando le quites el pañal justo se haya hecho caca y no tengas repuesto.
  2. Que el niño en cuestión saque su metralleta y haga pis en la bata ( o lo que es peor, en la cara ) del médico. ¿Os suena familiar?

 

  1. OBJETIVO: MANCHAR  A QUIEN SEA

Las manos de los niños son un imán para acercarse a la ropa limpia y sobre todo si es a la del típico hombre o mujer borde y sin ningún tipo de empatía con el mundo infantil con más razón.

Hace unos días pude ver en el parque una situación de este tipo. La verdad, es que me dió pena de la madre de la criatura porque la mujer, apurada no sabía como salir de esa situación.

Personajes : Madre con niño de 2-3 años corriendo en el parque.

Niño: Corriendo y merendando un donuts de chocolate. Por cierto, acabo de pensar en Conguitos….ummm , voy a la cocina a por uno.

 

3 viejas sentadas en uno de los bancos del parque todas peripuestas para ir a merendar al centro.

Pues os podeís imaginar: Niño va corriendo con el donuts pasa al lado de las mujeres, tropieza y…..Zasca : Pegotón de donuts en camisa de la mujer.

Lo demás os lo podeís imaginar.

 

 

  1. “QUITA GUARRA”…….

4

Cuando vi esta escena en un supermercado  todavía no estaba embarazada ni me había planteado ser madre soltera pero me dio vergüenza ajena del niño y de la pobre madre.

Estaba haciendo la compra en la zona de galletas de chocolate y a mi lado estaba situada una mujer joven con un niño que tendría como unos 3 años. El niño estaba gimoteando todo el tiempo y la madre tiraba de él para arrastrarle hacia la caja.

Una mujer mayor se acercó al niño y le dijo:

– Bonito, que te pasa….

– Quita guarra!!!!………le soltó el niño.

Yo me giré hacia él porque no me podía creer que una cosa así hubiese salido de la boca de un niño tan pequeño y vi a la madre roja como un tomate pidendo perdón.

 

  1. MAMI….TETAAAAAA

Una de las cosas que a mi más vergüenza me da es  tener que sacarme la teta en todas partes. Aunque he de reconocer que llegado a un punto te da igual ocho que ochenta y ya no te importa lo más mínimo que todo el planeta reconozca tu pechamen.

Pero cuando el niño es mayor y te pide teta desesperado con una rabieta del quince en plena calle es para decir “Tierra, trágame”.

  1. LA RABIETA. COMO CONSEGUIR LO QUE QUIERO Y QUE MIS PADRES SE MUERAN DE VERGÜENZA.

 

La escena de la típica rabieta es muy socorrida para los niños porque dejan en evidencia a los padres y terminan consiguiendo todo lo que quieren.

La frase típica de la gente de “Vaya educación que le dan los padres” es una de las que más rabia me da. Parece que esta gente no se da cuenta de que un niño te viene sin manual de instrucciones y que cada uno es diferente y que es una lotería.

Seguro que todos habeís visto escenas típicas de rabietas:

. Niños tirados por el suelo como si estuviesen poseídos por el diablo.

. Niños pegando a los padres.

. Niños en supermercados lanzando productos al aire  como energúmenos

Y mil situaciones por el estilo….

Y vosotros ¿habéis vivido alguna vez alguna situación de este tipo?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario