,

PIOJOS: RECOMENDACIONES DESDE LOS CENTROS ESCOLARES

 

Los piojos se han convertido en un auténtico martirio para los centros escolares. Desde los mismos se lanzan continuamente campañas para prevenir y erradicar a estos parásitos que año tras año “martirizan” las cabezas de nuestros hijos.

 

Cada año recibimos varias circulares del colegio avisándonos sobre la presencia de estos parásitos en las aulas y sobre las medidas que tenemos que llevar a cabo si queremos acabar con ellos por completo. Para ello en primer lugar tenemos que saber algo más sobre el temido enemigo y como combatirlo.

¿Qué son los piojos?

Son pequeños insectos sin alas de color marrón grisáceo que se localizan en el cabello. Son parásitos de los seres humanos. La hembra adulta deposita los huevos (liendres) en el cuero cabelludo, fijándolos fuertemente en la raíz del pelo, esto hace que sólo se despeguen manualmente o con un peine de púas muy pequeñas (lendrera). Las liendres se abren entre 5 y 10 días después de la puesta y en dos semanas llegan al estado adulto, pudiendo así poner huevos y reiniciar el proceso.

Los piojos suelen afectar a niños y niñas entre 3 y 10 años de cualquier estrato social y su aparición no significa necesariamente que se tengan malos hábitos higiénicos. No entrañan riesgo para la salud. La presencia de piojos en nuestros hijos no debe ser, pues, motivo de vergüenza y ocultación; al contrario, se debe informar rápidamente al colegio para atajar el problema lo antes posible.

 

¿Cómo saber si tiene piojos?

Si observas que tu hijo se rasca con insistencia la cabeza o se queja de picores puede ser que tenga piojos. Es conveniente revisar minuciosamente el pelo detrás de las orejas y de la nuca. Esto también debe hacerse si alguna persona de alrededor suyo tiene.

Para quitar los piojos y liendres deberás usar primero un peine de púas finas llamado lendrera y después un tratamiento químico, que te exponemos a continuación.
¿Dónde se realiza el tratamiento?
El tratamiento se debe hacer en el domicilio, y se debe realizar una revisión a todos los miembros de la familia, tratando con piretrina a todos los que presenten síntomas de parasitación (liendres vivas o parásitos adultos).
Con respecto al tratamiento, ¿Qué medidas concretas se  han de tomar?
Qué hacer:

  • Con la persona afectada: se debe aplicar una loción al 1% o al 1,5% de piretrina sobre el pelo seco, dejándola actuar un mínimo de media hora (mejor una o dos horas), y luego lavar el pelo con champú (pediculicida o normal), eliminando a los parásitos muertos o paralizados. Después, aplicar una mezcla de agua templada y vinagre para disolver el cemento de agarre de las liendres y retirar éstas manualmente. El tratamiento se deberá repetir a los 10 días para eliminar a los piojos que pudieran haber resistido (en fase de liendre) al primer tratamiento.
  • Con sus familiares: revisar la cabeza de todos los miembros de la familia y aplicar el tratamiento a los que muestren síntomas de parasitación activa.

Con los objetos personales: lavar prendas de cama y que esté en contacto con la
cabeza con agua lo más caliente posible. Sumergir los objetos como peines, diademas, etc., en un baño de loción pediculicida.

 

Qué NO hacer:

  • No se deben realizar tratamientos “preventivos”, ni aplicar colonias pediculicidas. Además de irritar innecesariamente el cuero cabelludo, pueden provocar resistencias.
  • La práctica tradicional de aclarar el pelo con vinagre tras el lavado, no está demostrado que tenga algún efecto y en ningún caso se debe utilizar antes de iniciar el tratamiento.
  • No utilice productos que contengan Lindano. Son muy tóxicos y dan lugar a la aparición de resistencias.
  • No utilice varios tratamientos simultáneamente, dañará el cuero cabelludo y el cabello.
3 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario