,

POST INVITADO: GALLETAS RELLENAS DE CHOCOLATE ELGORRIAGA

POST ENVIADO POR:  10659432_788379871201109_4353494909499238310_nLA OPINIÓN DE MAMÁ 

 

Hace unos días tuve que llevar al mayor al oculista y como le iban a dilatar las pupilas (cosa que odia, como la mayoría de personas… ), decidí que podría elegir lo que quisiera de la panadería.
No soy muy partidaria de la bollería industrial pero en ocasiones, tampoco está de más darles un caprichito, así que se lo di.
Pau finalmente se decidió por un paquete de pan de pipas (me habrá salido sano el niño???) pero la peque, chocolatera de pura cepa, eligió unas galletas de chocolate tipo Príncipe de Lu, pero de la marca Elgorriaga.
Dado que esa casa tiene fama de hacer un chocolate exquisito, me relamí yo también.
Abrí el paquete y se lo di y a la primera galleta.. HORROR!!! , su cara cambió de golpe y soltó un “No utaaaaaaaaaaaa” sonoro y estridente y no quiso comer ninguna galleta más ( suerte del pan de pipas ).
Decidí probarlas yo y, madre mía, no hay por donde comerlas, de verdad… Quizá penseis que como estamos acostumbradas a comerlas de la otra marca, pero no, porque a veces las compramos de marca blanca…
Las de Elgorriaga, ni crujen ni tienen sabor a chocolate…
De aspecto son muy parecidas pero ya a simple vista, si os fijais bien, se las ve harinosas y blandas y el chocolate de su interior no hace honor a su nombre, casi no sabe…
La experiencia fue realmente DECEPCIONANTE, yo me esperaba la galleta hecha delicatessen, pero fue todo lo contrario.

 

Quizá a vosotr@s os gusten, pero yo en este caso no os voy a recomendar probarlas aunque si lo hacéis, estaré encantada de que me deis vuestra opinión.

 

 

1 comentario
  1. Yolanda T.N.
    Yolanda T.N. Dice:

    No soy yo muy golosa no chocolatera, pero de vez en cuando me gusta comerme una galleta príncipe, para las pocas que como seguiré con esa marca. Gracias por el aviso! 😉
    Por cierto, hablo de mí, porque mi peque todavía no tiene edad de comer galletas, pero quedo advertida para el futuro. Besos.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario