¿QUÉ HAGO CON LA SILLA DEL NIÑO EN EL AVIÓN?  Foto de %title

Cuando planificamos un viaje en avión con niños pequeños tenemos que tener en cuenta muchísimas cosas: dependiendo del país al que vayamos a viajar con ellos necesitaremos tener previsto todo tipo de necesidades que puedan tener allí y que pensemos si es fácil o no que encontremos.

Una de ellas es la silla de paseo. Cuando viajé el año pasado con mis hijos a París estuve buscando lugares allí en los que alquilaban sillas de paseo, aunque como solo estuve cuatro días al final no me merecía la pena hacerlo, así que al final llevamos nuestra propia silla.

También hay que tener en cuenta otros factores, como el saber qué productos infantiles se pueden subir o no a cabina, sin necesidad de facturar. El poder viajar, por ejemplo, con una silla de coche instalada en los asientos del avión es una facilidad que hace del viaje una experiencia más placentera y cómoda, tanto para los niños como para los padres. O el hecho de viajar con una silla de paseo compacta con las dimensiones aprobadas por la mayoría de las compañías como equipaje de mano parallevarla en la cabina del avión, puede resultar también de gran utilidad.

Asimismo, la mayoría de las compañías permiten que los padres que viajan con niños pequeños puedan embarcar primero en el avión, sin necesidad de tener que estar esperando en la cola.

 

Si estáis pensando en viajar en avión con la silla de vuestros pequeños puede seros muy útiles las recomendaciones que nos han enviado las marcas de puericultura  CYBEX y gb sobre cómo viajar con sillas de bebé.

1. ¿Está permitido subir una silla de coche para bebés en el avión?
Poder subir o no una silla de coche en el avión para instalarla en el asiento depende de cada aerolínea. Antes de hacer cualquier reserva mejor preguntar a la aerolinea.
Si la silla de coche está homologada y marcada con el sello TÜV-Rheinlandq (Para Uso en Aviones) se debería poder subir al avión sin ningún problema. Todos los modelos de sillas
de coche homologados para avión están registrados y listados en la web www.tuv.com.

¿QUÉ HAGO CON LA SILLA DEL NIÑO EN EL AVIÓN?  Foto de %title

Cibex AtonM

 

Aun así, existen muchas aerolíneas que también permiten la utilización de otros modelos de sillas que no figuran en ese listado. A pesar de la posible incomodidad que puede
suponer tener que cargar con la sillita en el avión, esto supone una comodidad extra para los más pequeños. La mayoría de las veces, los niños viajan más cómodos en su propia
silla de coche en lugar de estar colocados encima de un adulto. Además, viajar con la silla de coche dentro del avión es mucho más seguro para ellos.

Por otro lado, el poder llevar la silla de coche del niño puede resultar más económico a la hora de alquilar un coche, puesto que las compañías de alquiler de automóviles cobran
alrededor de 50 euros extra por día por un asiento infantil para automóvil.

2. ¿El sello TÜV también es válido en el extranjero?

Este sello está aceptado por toda Europa, por lo que seguramente valga para todos los países de la Unión Europea (aunque siempre es mejor consultar con la aerolínea). En otros países como EEUU solo se permiten coches para bebés en vuelos nacionales

3. ¿Si quiero llevar a mi hijo en la silla de coche dentro del avión, tendré que reservar un asiento adicional? ¿Debo registrar la silla cuando reserve el vuelo?

Si aún no existe una opción para seleccionar durante el proceso de reserva en línea, lo mejor es ponerse en contacto directamente con la aerolínea por correo electrónico o por
teléfono. Los padres que deseen utilizar su silla de coche en el avión siempre deberán reservar un billete adicional, independientemente de la edad del niño (es decir, aunque el niño sea menor de 2 años y en principio pueda viajar gratis en el regazo de los padres).

Antes de reservar los asientos hay que tener en cuenta que “las sillas para automóviles se pueden colocar en cualquier asiento de la ventana, exceptuando
los de las filas de salida de emergencia, así como en la primera y última fila. Si viajas con dos niños, puede reservar la ventana y el asiento del medio para instalar las sillas
La mayoría de las aerolíneas tienen una política común en este tema: el billete adicional debe reservarse, aunque el niño sea menor de 2 años y normalmente viaje gratis.

4. ¿La silla de coche cuenta como equipaje? ¿Tendré que pagar por ella?

No será el caso si la silla va a ir instalada en un asiento previamente reservado para el niño. Además, si la silla para coche está registrada como equipaje, normalmente no es
necesario pagar nada.

 

5. En caso de querer viajar con una silla de coche, pero sin instalarla en el asiento del avión ¿cómo debo empaquetarla para asegurarme de que llegue sin daños al destino?

Por lo general, no se requiere empaquetarlas de una manera adicional. Sin embargo, algunas sillas de coche son voluminosas, por lo que es poco probable que quepan en los compartimentos
superiores de cabina (recomendamos consultar las especificaciones de tamaño de equipaje de mano de la aerolínea). En este caso, es posible que se tenga que facturar la
silla de coche por separado como equipaje de bodega. “Lo ideal para el transporte de sillas de coche son bolsas de viaje acolchadas que puedan rellenarse adicionalmente con
plástico de burbujas y marcarlas con adhesivos de mercancía <<Frágil>>, sugiere Bernhard Kastner, Gerente Senior de Productos de Seguridad Infantil en CYBEX.

6. ¿Qué tipo de sillas de paseo podría llevar en la cabina del avión sin tener que bajarla bodega?

La posibilidad de poder llevar la silla de paseo en la cabina del avión, evitando así las posibles esperas para poder recuperar la silla al aterrizar, supone un grado más de
comodidad en los viajes con niños lo que conviene tener en cuenta a la hora de escoger un modelo de silla de paseo.

Si vamos a viajar mucho en avión es conveniente comprar una silla que cumpla los criterios de cabina de la mayoría de las aerolíneas.

¿QUÉ HAGO CON LA SILLA DEL NIÑO EN EL AVIÓN?  Foto de %title

Silla Gb_pockit

 

A la hora de planear un viaje en avión con los más pequeños es importante
saber qué productos infantiles se pueden subir o no a cabina, sin necesidad de facturar.
El poder viajar, por ejemplo, con una silla de coche instalada en los asientos del avión es
una facilidad que hace del viaje una experiencia más placentera y cómoda, tanto para los
niños como para los padres. O el hecho de viajar con una silla de paseo compacta con las
dimensiones aprobadas por la mayoría de las compañías como equipaje de mano para
llevarla en la cabina del avión, puede resultar también de gran utilidad.
Asimismo, la mayoría de las compañías permiten que los padres que viajan con niños
pequeños puedan embarcar primero en el avión, sin necesidad de tener que estar
esperando en la cola.
No obstante, antes de emprender un viaje es importante confirmar con la compañía con
la que se va a volar todos estos detalles, así como comunicarles cualquier información
relacionada con los pequeños que necesiten saber. La clave para evitar el estrés cuando
viajamos con niños es recordar el lema de los Scouts; “Be prepared”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario