¿Padeces intolerancia a la lactosa? Nutira®, la gama de complementos alimenticios con
lactasa de Salvat referente en España, te propone unirte al movimiento #SoyLactolerante 
con los 10 consejos para poder disfrutar de los lácteos y no renunciar a los pequeños placeres navideños.

Las personas intolerantes a la lactosa en muchas ocasiones deben renunciar a algunos de los
platos más tradicionales de estas fechas por su contenido en lactosa ya que pueden provocarles molestias como dolor e hinchazón
abdominal, gases, náuseas, vómitos o diarrea. Las tartas y pasteles son los alimentos que más echarán de menos (45,8%) las personas
con intolerancia a la lactosa durante estas fiestas, seguidos de quesos (29,8%), croquetas (20,9%) o postres como yogures, flanes o
cuajadas (19,3%).

Nutira®, la gama de complementos alimenticios a base de lactasa de Salvaten colaboración con Adilac, impulsa el movimiento #SoyLactolerante, una iniciativa que busca apoyar, concienciar y normalizar la intolerancia a la lactosa. Y que con la llegada de las fiestas
navideñas quiere darte 10 consejos para disfrutar de las celebraciones sin miedo a que la intolerancia a la lactosa te estropee la
sobremesa:

1. Para empezar, en el aperitivo se puede optar por platos tan deliciosos y típicos como el jamón o el marisco que no contienen lactosa y no suponen riesgo.

2. Conviene prestar especial atención a la elaboración de las salsas y también de aquellos alimentos procesados, como por ejemplo embutidos, para asegurarnos de que no contengan lactosa en su elaboración o composición.

3. Aunque la mesa de Navidad pueda parecer una trampa para muchos intolerantes a la lactosa, hay muchos platos tradicionales de
estas fechas que no conllevan ningún peligro como la sopa de galets, la escudella, el puchero con pelota, la crema de nécoras, el besugo al horno, el cordero, etc.

4. Los canelones son uno de los platos más habituales de estas fechas, pero contienen mantequilla, leche y queso. Lo mejor es optar por elaborarlos con productos sin lactosa, y el resultado será igual de delicioso.

5.En el plato principal escoger carnes o pescados siempre serán una buena opción, pero evitando aquellas salsas o guarniciones que puedan tener lactosa.

6. El turrón se elabora generalmente con leche, por lo que será necesario optar por aquellos productos que hayan eliminado la lactosa o escoger alguna variedad que no lleve leche en su elaboración como puede ser el de Alicante o el de Xixona, que se elaboran sólo con almendras con miel y clara de huevo. Puedes escoger muchos otros postres típicos en estas fechas que no contienen lactosa y te permitirán poner el colofón a la comida de Navidad sin renunciar a un pequeño placer dulce como pueden ser los mazapanes, los polvorones, los mantecados o los alfajores andaluces.

7. Ojo con el roscón de Reyes! Aunque pueda estar relleno de mazapán y no de nata, para la elaboración de la masa se utiliza leche y
mantequilla. Puedes optar por hacerlo en casa con productos sin lactosa o buscar una pastelería que lo elabore sin lactosa.

8. Y si quieres despreocuparte de la intolerancia a la lactosa durante las celebraciones navideñas puedes tomar un complemento
alimenticio a base de lactasa antes de las comidas y disfrutar de todos los manjares de estas fechas sin preocuparte por su posible
contenido en lactosa, ni pedir un menú especial.

9. Come con moderación y de forma equilibrada.

10. Y sobre todo se feliz con todo aquello que te rodea porque en la felicidad también está el placer.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.