SOY UNA MADRE NORMAL

SOY UNA MADRE NORMAL  Foto de %title

Yo soy una madre normal.

Con mis virtudes y mis defectos pero de lo más normal.

No pretendo ser una madre heroína que muestre a todo el mundo lo mucho que se sacrifica por sus hijos y lo buena que es.

Tampoco pretendo ser esa mujer protectora y supermadre que es capaz de defender a capa y espada todas las acciones que hacen sus hijos, estén bien o estén mal, sean justas o injustas y que es capaz de hacer cualquier cosa por ellos.

No soy una madre victimista que carga diariamente con el peso de la crianza de sus hijos. La maternidad es algo que se elije y desde pequeños sabemos que todo acto tiene sus consecuencias y eso es tan verdad como la vida misma.

Intento cuidar cada día a mis hijos como mejor puedo, pero soy normal.

Y esta normalidad hace que muchas veces esté frustrada como madre.

No me pongo a estudiar con ellos, ni les ayudo a hacer los deberes, ni siquiera se los corrijo y a veces eso hace que me sienta mal.

Tampoco les defiendo si no estoy de acuerdo con lo que hacen o a quién se lo hacen. Son todavía muy pequeños pero creo que en la vida hay que ser justo e intento practicar con el ejemplo aunque a veces me duela.

No quiero que hagan actividades que no les gusten sólo por el hecho de hacerles creer que son los mejores. No presumo de sus notas o de sus logros.

La gente me critica por ser normal.

Si no es porque no se cuidar a mis hijos, es porque no les ayudo lo suficiente, o porque en algunas cosas me vuelco demasiado.

También porque les doy demasiados caprichos, o porque se los prohibo, por enseñarles a disfrutar o por no castigarles, por dejarles que decidan su propio camino o por no hacerlo.

El caso es la crítica fácil.

Y me compara por ser así. 

Ser una madre normal es lo que tiene. Puedes ser comparada con el resto de madres del mundo, que evidentemente son mejor que tú. Estarán mejor formadas, serán mejores madres y criarán a sus hijos de una forma perfecta, cosas a la que tu nunca llegarás por ser una madre normal.

 

Quizás viva en mi ignorancia pero prefiero ser así. Todos los días repito a mis hijos la misma frase: Sed felices y disfrutar cada momento de la vida . 

 

By Chloe

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario