Desde hace unos años la cebolla y el vicks vaporub han sido mis aliados para el descanso nocturno.

Mi hija mayor siempre ha sido propensa a tener enfermedades de las vías respiratorias casi desde que nació. A los tres meses tuvo su primera bronquitis y el neumólogo nos comentó que hasta que no tuviese cinco o seis años iba a ser propensa a tener bronquitis, neumonía y asma. Y efectivamente así ha sido.

Desde entonces en casa hemos sufrido «orquesta de toses» durante sus primeros años de vida. Una de las primeras veces que acudimos al centro de salud, una de las enfermeras nos recomendó el típico remedio de los de la abuela  para evitar la tos nocturna en los niños y es el de partir una cebolla en trozos mezclada con una cucharada de azucar y unas gotitas de agua (para suavizar el olor) y dejarla al pie de la cama del niño.

Increíble pero cierto 🙂 y efectivo.

Indagando en internet he podido averiguar que la cebolla tiene numerosas propiedades curativas, entre ellas, como remedio casero contra la tos (ya sea elaborada como  jarabe mezclándolo con miel, o al natural). Los aromas y vapores que emana hacen que el ambiente se humidifique ya que la cebolla poseen polifenoles. Se trata de unas sustancias químicas naturalmente presentes en las plantas, que son las responsables de darles color y  sabor, de protegerles frente a los rayos ultravioleta y frente a las infecciones del entorno. Entre las propiedades de los poliferones figuran las siguientes:

  • Antioxidantes.
  • Aumentan la actividad de la vitamina C.
  • Antiinflamatorios.
  • Antialergénicos.

Esto es lo que justifica el efecto calmante que produce la cebolla en las vías respiratorias.

 

7590002012475

Otro truco que  funciona muy bien y que me recomendó el pediatra es poner vicks vaporub en la planta de los pies. Este unguento que utilizamos los mayores para aliviar el dolor de pecho y la tos cuando tenemos catarro se puede utilizar en niños pequeños si lo usamos en la planta de sus pies. El uso en el pecho se recomienda a partir de los 3 años aunque cuando pregunté a la pediatra de mi centro de salud me comentó que si se aplica en la planta es totalmente inocuo e igual de efectivo que la cebolla.

Y vosotros, ¿conocéis algún truco para evitar la tos nocturna?

¿Os habéis preguntado qué es lo primero que miramos al comprar una cuna para nuestros hijos?  La mayoría de nosotros miramos el tamaño, el color o la forma, pero no nos fijamos en si cumple o no la normativa europea de seguridad. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad publica una guía en la que nos indican los peligros que tienen elementos cotidianos con los que conviven nuestros hijos como las cunas, bicicletas, literas, juguetes o cambiadores (tenéis aquí la lista completa) Guía de seguridad de productos infantiles publicada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, publicada en 2014. Queremos hacernos eco de estas recomendaciones e iremos publicando periódicamente un post con esta información.

¿Por qué pueden ser peligrosas las cunas para los niños?

  • Diseño de la cuna: el diseño de la cuna puede presentar riesgos de estrangulación o asfixia puesto que puede crear huecos en los que puede quedar atrapado el niño. Si el espacio entre el colchón y los laterales de la cuna es de más de dos dedos de grosor, la cabeza del niño podría caber y provocar que éste se asfixiara.

 

  • Juguetes de cuna: los juguetes de la cuna también crean riesgos de estrangulamiento. Quite todos los juguetes que queden suspendidos de la cuna o parque infantil cuando el niño comience a apoyarse sobre manos o rodillas o cumpla 5 meses de edad, lo que suceda primero.

 

  • Nunca cuelgue cuerdas largas, cordones, lazos o cintas en cunas o corralitos para niños.

 

  • No cuelgue chupetes de cuerdas o cadenas en el cuello del niño. Antes de colocar al niño en la cuna, compruebe que la cuna esté en perfecto estado y no falte o esté suelta ninguna pieza, como tornillos o anclajes del colchón y asegúrese de que todos los tornillos están bien apretados. Compruebe a menudo que los barrotes no estén sueltos y funcionan correctamente.     cuna-antigua-de-hierro-con-bronces-5060-MLA4158776471_042013-O

Qué debemos tener en cuenta al comprar o antes de utilizar una cuna

  • Compruebe que la cuna cumpla la norma europea EN 716:2008 +A1:2013 Una cuna segura está diseñada con el objetivo de que el bebé no pueda caerse o salir de la cuna con facilidad ni que su cabeza quede atrapada entre las barras.

 

  • El espacio entre listones no debe ser mayor de 6 cm de ancho.

 

  • Si va a comprar una cuna de segunda mano o recibir una usada por parte de un amigo o familiar, asegúrese de que la cuna cumple con las siguientes medidas: mide al menos 50 cm desde la parte superior del colchón hasta el riel de la cuna y la profundidad sin colchón como mínimo de 60 cm.

 

  • Para asegurarse de que el bebé no se salga de la cuna, los barrotes han de ser verticales y con un espacio máximo de 6 cm entre sí.

 

  • No compre ni use cunas, en modo alguno, de más de 10 años de antigüedad o que hayan sido modificas o hayan sufrido desperfectos. Los bebés pueden morir estrangulados si sus cuerpos caben entre los espacios que crean elementos rotos o sueltos mientras sus cabezas permanecen atrapadas.

 

  • Las cunas deben tener una base firme y cualquier sistema mecedor tiene que ser bloqueable. Busque un colchón de cuna mullido, firme y que se ajuste a la cuna. El espacio entre colchón y las barras de la cuna no puede ser mayor de dos dedos en ningún punto. En caso de que dicho espacio sea mayor, la cabeza del niño podría quedar atrapada provocándole asfixia.

 

  • Asegúrese de que el colchón cumple con todas las normas de seguridad en lo relativo a inflamabilidad.

 

  • No compre ni use cunas de segunda mano cuyos barrotes se abran hacia abajo dado que son peligrosas. Evite usar cunas viejas con diseños de cabecera y pie de cuna, que den lugar a que la cabeza del niño pueda quedar atrapada en la apertura entre el riel y los espacios de la esquina del cabecero o en otras aperturas del cabecero. Estas aperturas pueden ser causa de estrangulamiento.

 

  • No utilice cunas con elementos decorativos que sobresalgan en las esquinas, puesto que representan un riesgo de estrangulamiento. Si la cuna tiene adornos, intente desatornillarlos o serrarlos al nivel del cabecero o pie de cuna. Lije las partes serradas.
2.1 Cuna cometa

Cuna de la marca Trama, con todas las condiciones de seguridad que establece la normativa europea

 

Cómo utilizar cunas de manera segura

  • Asegúrese de que no hay espacios de más de dos dedos entre los lados de la cuna y el colchón.

 

  • Mantenga la cuna lejos de cualquier objeto que pueda representar un riesgo de estrangulamiento, como las cortinas de la ventana, cintas de las persianas o el cable del monitor de niños.

 

  • Cuando el niño mida 89 cm habrá alcanzado la altura para dormir en una cama normal.

 

  • Retire toda la ropa de cama mullida y artículos similares a almohadas, colchas, edredones, protectores, mantas de borrego, etc. dado que representan un riesgo de asfixia.

 

  • Los protectores no sólo generan riesgo adicionales de asfixia, sino que suponen una ayuda para que el niño trepe por la cuna una vez comience a gatear, aumentando de este modo el riesgo de caídas.

 

  • Utilice exclusivamente el colchón proporcionado, no añada más colchones.

 

  • Deje la barrera abatible bloqueada siempre que el niño esté utilizando la cuna.

 

  • Cuando el bebé sea capaz de sentarse por sí mismo, ajuste el colchón a una posición inferior.

 

  • Cuando el bebé puede permanecer de pie, asegúrese de bajar el colchón a su nivel más bajo y cuando mida 90 cm de altura o el rail le llegue a la altura del pecho, cambie la cuna por una cama.

 

  • Compruebe la cuna y cambie o repare las piezas faltantes o sueltas, como tornillos o sujeciones del colchón antes de colocar al niño en la cuna. En las cunas en las que el colchón esté sujeto a enganches frontales y traseros, compruebe a menudo que no se han soltado ni aflojado. Los enganches abiertos pueden hacer que el colchón caiga. No utilice cunas rotas o que les falten piezas.

 

  • Compruebe a menudo que el sistema de sujeción no está desatado de los paneles anterior y posterior.Siempre que mueva la cuna, asegúrese de que dicho sistema está intacto.

 

  • Nunca utilice cunas a las que les falten o tengan listones rotos. Asegúrese de que todos los listones estén en buen estado y que el espacio entre los mismo no sea mayor de 4,5 a 6 cm para reducir el riesgo de estrangulamiento o que la cabeza quede atrapada.

 

  • Si tiene intención de pintar o barnizar la cuna, utilice exclusivamente pinturas sin plomo de alta calidad y apropiadas para hogares y deje que se seque correctamente para evitar que se formen gases residuales. Asegúrese de que en la etiqueta del bote de pintura no se desaconseja su utilización en objetos como las cunas.

La primera vez que el médico del centro de salud me dijo que una de mis hijas tenía lombrices lo primero que pensé fue que era pequeña y no comía muchos dulces ni tampoco estaba en contacto con animales como para tener esos  parásitos. Nos recetó un medicamento llamado LOMPER el cual se debe tomar una cucharada todos los miembros de la familia y a los 15 días repetir la dosis.

En realidad, siempre hemos asociado las lombrices a estos dos factores: los dulces y chucherías y el estar en contacto con animales domésticos, pero realmente se trata de una leyenda urbana.

Las lombrices son unos gusanos muy pequeños y finos que suelen aparecer entre niños de 3 a 6 años principalmente.  La infección se adquiere al ingerir, sin darse cuenta, los huevos microscópicos de los mismos. Los huevos de las lombrices se encuentran en las manos de las personas que están infectadas (casi siempre en las uñas) y en todos los objetos que pueda tocar con ellas: por ejemplo, juguetes, toallas, ropas de cama, alimentos, vajilla, vasos, superficie de pupitres, lavabos etc.

Cuando alguien se lleva a la boca los huevos, éstos llegan hasta el intestino delgado donde salen las larvas.  Uno o dos meses después de la infección, las hembras se reproducen y ponen huevos. El lugar que eligen para hacerlo son los márgenes del ano, casi siempre por la noche. Son muy pegajosos. Se adhieren a la piel de la zona produciendo irritación y un picor muy intenso que obliga al niño a rascarse. De esta forma los huevos pasan a dedos, manos, uñas, pijama, sábanas etc.

También a veces provocan fisuras en el ano y son muy molestas para el niño.

Detección y Prevención: Un truco infalible para la detección de lombrices es una linterna28342561-red-flashlight-in-cartoon-style-isolated-on-white-background. Aunque os parezca mentira es el mejor método para ver si nuestro hijo tiene lombrices.  Si veis que puede tener estos parásitos cuando sea de noche ( son las horas en las que están más activas) y a oscuras enfocaís en el ano del niño el cañón de luz de una linterna (con la aplicación  que tienen los móviles es suficiente) y los pequeños gusanos blancos comenzarán a salir.

Aparte de este método hay otros que nos dan la alarma de que los niños puedan tener lombrices:

  • Los más frecuentes son el picor en el ano. Es más fuerte por la noche.
  • Suele picar también en el área de los genitales, que se irritan e inflaman por el rascado. En las niñas puede llegar a la vagina.
  • Otros síntomas como dolor abdominal, falta de apetito….

Para prevenir la aparición de Lombrices os recomendamos lo siguiente:

  • Lavado de manos, sobre todo después de ir al baño, antes de comer y lo más a menudo posible.
  • Después del tratamiento farmacológico: lavar con agua caliente la ropa de cama y de baño que estuvo en contacto con el niño sin sacudirla antes, para que los huevos no pasen al aire y se depositen en superficies.
  • Usar pijamas cerrados para que no se rasquen y no pasen los huevos a las manos y a las ropas de cama.

Tengo que aclarar que la experiencia la vivió en realidad el padre, ya que ese día él estaba de vacaciones y cuidaba al peque, mientras yo estaba trabajando.

Fue en vísperas de Reyes del año pasado, mi peque tenía 2 años y medio. Se había levantado un poco pachucho con algo de fiebre y el padre le llevó al pediatra para que le echara un vistazo. Le diagnosticó una leve faringitis. Así pasó todo el día y a media tarde, sin previo aviso, empezó a convulsionar: ojos vueltos, convulsiones, pérdida de conciencia, labios morados…

Según nos comentó el médico después no serían más de 2-3 minutos pero para el padre fue una eternidad. Luego vomitó e inmediatamente después se quedó dormido. Todo esto ocurrió ya en el coche, camino del hospital. Al despertarse el niño estaba histérico, llorando y gritando.

Son las fases habituales de las convulsiones febriles, según nos contaron después los médicos: convulsiones, vómitos, sueño y luego al despertarse están tan desubicados que vienen los llantos y gritos.

Se producen por una subida rápida de la fiebre y no tiene por qué ser fiebre alta. En el caso de mi hijo no llegó a 39ºC. Se supone que, según nos explicaron, es una forma que tiene su cerebro de desconectarse antes esa subida repentina de la fiebre, para evitar sufrir daños.

Estuvimos en el hospital durante unas 3 horas y nos fuimos a casa. En las 48 horas siguientes tuvimos que estar muy pendientes de él, incluso la primera noche, dormimos con él en la habitación. Ya que nos dijo el médico que si la convulsión se repite en menos de 48 horas puede ser síntoma de algo más grave, como una epilepsia. Afortunadamente no pasó, el susto se quedó en eso.

Todos los médicos coinciden en que las convulsiones febriles no son graves pero son uno de los mayores sustos que unos padres pueden llevarse, sobre todo si nadie te ha hablado de ellas. Es verdad que había leído algo pero pensaba que solo sucedía si la fiebre era muy elevada. Nadie en mi entorno me había contado algo así, así que el susto fue monumental. El padre de mi peque pensó que se moría… No viví el momento en persona pero recordándolo se me hace un nudo en la garganta.

Un niño que ha sufrido convulsiones febriles una vez tiene un 50% de posibilidades más que cualquier otro niño de volver a sufrirlas, por lo menos hasta que tenga 5-6 años, momento en el que el riesgo casi desaparece. Así que desde entonces tenemos en casa un medicamento que nos recetaron, Stesolid. En caso de que volviera a repetirse debemos suministrarle una cánula y llevarle a urgencias… Prefiero no pensarlo, no sé si seré capaz de reaccionar y seguir las instrucciones para suministrársela.

Afortunadamente, en nuestro caso, ha pasado un año y no ha vuelto a tener ninguna convulsión.

En fin, un susto de esos que nos dan los hijos para no olvidar.

Cuando no tenía hijos y veía como otras madres utilizaban todos los medios a su alcance para librarse de los mocos de sus hijos pensaba que eran unas exageradas. Ahora que lo he vivido en primera persona comprendo cuánta razón tenían; los mocos llegan a nuestras vidas con el comienzo del colegio y no se van hasta que llegan las vacaciones. Y lo peor no es que los niños tengan mocos, sino que estos vayan a más y deriven en otitis, bronquiolitis o peor, en neumonía.

Mi sobrina con solo 3 meses ya tuvo su primera bronquitis y con 2 años tuvo que ser ingresada con neumonía. Mi hijo con 3 años ya ha tenido unas cuantas otitis y bronquitis y mi hija con 2 meses y medio tuvo su primera bronquitis que la mantuvo en observación en el hospital, así que en mi familia la lucha contra los mocos es constante.

Cuando eres madre primeriza te da miedo utilizar los saca mocos y el suero. Yo usaba botellitas de suero fisiológico y se la echaba con miedo, unas gotitas nada más hasta que ví como se lo echaba la pediatra en el hospital: todo el botecillo a presión y rápido poniéndole la cabeza ladeada para que la limpieza sea más eficaz. Lo peor de las botellitas de suero es que los niños se ponen como energúmenos y cuando ya son un poquito más mayores no hay quien pueda con ellos.

Un día decidí probar Rhinomer, son botes de agua de mar para la congestión que llevan un tapón especial para que el efecto de la dosificación sea mayor. Son un poco más caros que las botellitas de suero (suelo comprarlos cuando hay alguna oferta en el supermercado y no me salen tan mal de precio) pero su eficacia, en mi caso, es mayor que el suero ya que los niños se dejan echar mejor este producto.

Ahora mismo tengo en casa uno especial para bebés (Rhinomer baby ), con un taponcito mucho más blando y flexible; y luego el de fuerza 2 para niños más mayores. Existen 3 tipos de fuerza dependiendo de la edad y del tipo de congestión que se tenga.

Hay madres que compran una botella grande de suero fisiológico y van administrándolo con una jeringuilla, lo cual sale más económico.

También utilizo el aspirador nasal; al principio me regalaron uno sin filtro de Carrefour y me pareció bastante latoso, aparte de ser antihigiénico pues cuando aspiras no hay nada que filtre las mucosidades del bebé. Eso sí era el más económico (unos 3 euros) y nos puede sacar de más de un apuro. Luego me pasé al aspirador nasal de la marca Nasalmer que lleva una boquilla con filtros que se intercambian después de cada uso, aunque hay que lavar la boquilla. He de decir que el tener que estar lavándolo y secándolo después de cada uso se me hacía muy pesado, así que opté por cambiarlo.

Ahora mismo utilizo el aspirador de Narinhel. Las boquillas son desechables y llevan una esponjita que impide que pase ningún “material indeseado”. Es un poco más caro puesto que yo uso más o menos cada boquilla unas 3 veces pero me parece el método más higiénico. Ahora mismo compro las boquillas en una parafarmacia on line, ya que me cuestan la mitad que en la farmacia de mi zona. Además existen varios tipos de boquilla dependiendo de la edad del bebé.

Otra solución muy eficaz es el tratamiento con fisioterapia hecha por profesionales; aquí os dejo un vídeo en el que ven las técnicas. Vistas desde fuera impresionan, pero son muy efectivas; mi sobrina fue a este tipo de terapia y creo que muchas veces no dejaban entrar a algún padre o abuelo porque no soportaban ver a los bebés.

 

 

producto-recomendado

Mi recomendación por tanto sería el aspirador Narinhel usado junto con los botes de agua de mar de Rhinomer (haciendo este post me he dado cuenta de que son de la misma marca, cosa que hasta ahora no sabía).

Una de las experiencias más traumáticas que sufrimos los padres es el momentos cuando nuestros retoños tienen que ir al médico a ponerse la primera vacuna. No se si os habrá pasado lo mismo que a mí, pero la primera vez que voy los niños están contentos, sin percatarse de lo que va a ocurrir en unos minutos y…¡zas! la primera ”banderilla”.  Empiezan a llorar y todavía les queda más. Es una angustia verles llorar y esos segundos se te hacen interminables.

El comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría se ha reunido en unas Jornadas en las que se ha presentado la puesta en marcha del proyecto “Métodos para minimizar el dolor de la vacunación en los niños”, un estudio científico coordinado por la doctora Nuria García, que analizará las técnicas más efectivas a la hora de controlar el dolor y el estrés del acto vacunal. Concretamente se estudiarán 13 técnicas que avalan científicamente un alivio del dolor a los niños, como es realizar la vacunación mientras se realiza el acto del amamantamiento o con la ingestión de soluciones azucaradas, para poder trasladarlo a recomendaciones realizables en la práctica clínica. Este proyecto, en el que además de los pediatras también participan enfermeras y anestesistas, tiene como objetivo humanizar el acto de la vacunación.

También se ha hablado de la vacunación frente a la tosferina en embarazadas, a partir de la semana 27, una medida que en Cataluña ya está dando resultados positivos y que paulatinamente se está implantando en más comunidades autónomas de España.

Uno de los puntos más polémicos es la vacuna del neumococo. Como ya sabemos se ha avanzado mucho en este tema y hay comunidades en las que se ha vuelto a introducir en el calendario vacunal, como el caso de Aragón, Asturias, Canarias, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Madrid, Melilla, Murcia, País Vasco y Valencia, pero todavía hay otras en los que si los padres quieren ponérsela tienen que pagarla, con lo que son muchas las familias sin recursos.

Un estudio realizado en el Reino Unido y presentado por la doctora doctora Mary Slack, consultora médica de la OMS y del European Centre for Disease Prevention (ECDC), demuestra que en los países donde la vacuna se ha introducido de forma sistemática, la incidencia de la enfermedad ha disminuido un 80-90 % en menores de 5 años.

Hace unos días recibimos el reto de los laboratorios Boiron expertos en Homeopatía para convertirnos en Embajadoras de la vida sana y contar cómo TRUCOS DE MAMÁS “Cierra la puerta a la Gripe” . Este año este objetivo ha sido difícil porque la gripe eha sido bastante dura. Además, todos los que sois papás habréis comprobado que un pequeño catarro en nuestros hijos se convierte en un gripazo para nosotros que puede durarnos semanas.

En mi caso (tocaré madera) llevo varios inviernos esquivando a la temida gripe con 3 premisas: alimentación, deporte y agua.

frutas deporte-correr

 

Con 3 niños es casi imposible llevar una vida normal porque es verdad que cuando te conviertes en madre toda tu vida pasa a un segundo plano y te olvidas de ti misma. Cuando tuve a mi primera hija dejé toda mi vida de lado y me notaba bastante decaída y sin fuerzas.

No se si os sonará familiar, pero al ser primeriza estaba pendiente todo el rato de darle el pecho, cambiar al bebé, mirar si lloraba y miles de cosas que ahora viéndolo en la distancia llenaban mi tiempo de una manera inútil. Recuerdo que ese primer año tuve una gripe monumental que me duró todo el invierno. A esto le añadí una infección de garganta que se complicó y alargó aún más la historia.

La doctora del centro de salud me decía que como iba a durarme una gripe tanto, que no era normal. Pero todo tenía una explicación:  la alimentación que llevaba era pésima (atacaba la nevera cada dos por tres ) y me daba igual comer una cosa que otra. Mis rutinas habían desaparecido por completo.

Una mañana salí a desayunar con una prima que también estaba embarazada. Nos pusimos a hablar y nos dimos cuenta de que teníamos las 2 el jersey lleno de manchas y ninguna nos habíamos percatado de ello. Esto fue el principio del fin.

Desde entonces me dedico a cuidar un poco más de mí (cada vez que puedo). Por las mañanas me levanto media hora antes que las niñas y me tomo tranquilamente mi desayuno con fruta o zumo natural y mis tostaditas de pan con aceite y tomate. Para mi es sagrado y creo que desde entonces mi cuerpo me lo ha agradecido… jeje.

Conseguir empezar a hacer deporte fue una tarea más difícil. El problema es que al principio no sacaba ni un minuto para poder ir al gimnasio o salir a correr asi que practicaba el «sillón ball». Pero saliendo a hacer running sé que mi cuerpo se encuentra con más positividad y energía y esto es un factor fundamental a la hora de evitar enfermedades.

 

unnamed (2)

En mi caso antes de tener hijos yo era de las personas que nunca se ponían malas: no sabía qué era la gripe (incluso pensaba que la gente exageraba un poquito cuando contaban que estaban malísimos) y si alguna vez tenía fiebre no pasaba de los 37.5 grados, me metía en la cama y al día siguiente aparecía como nueva.

Todo esto cambió radicalmente cuando nació mi primer hijo. El nació casi en invierno con lo que cada dos por tres me tenía que estar levantando de la cama para darle el pecho, cambiarle etc. Si a esto unimos el estrés de madre primeriza, más la falta de tiempo para preparar comidas saludables el resultado fueron tres bronquitis a lo largo del año.

Yo seguía con este ritmo de vida (porque mi hijo seguía despertándose cada dos por tres), y me quedé embarazada de la segunda. Cuando estaba embarazada tuve principio de neumonía, tuve que tomar antibióticos y me asusté bastante. Me duró un mes en el que casi no me podía mover y sentía que me ahogaba.

Este año “me tocó la lotería” y he tenido gripe. Como os digo nunca la había tenido y realmente te deja hecho polvo. Me duró casi dos semanas con fiebre de 38.5 que no se curaba. La doctora me dijo que este año estaba siendo especialmente virulenta porque la vacuna que suele ponerse mucha gente no había hecho el efecto esperado y la propagación era mayor. A esto se une el que tienes que seguir con tu ritmo diario, llevar a los niños al cole, trabajo, recogerles, jugar con ellos, con lo que creo que el proceso de curación todavía se ralentiza más, porque no puedes descansar.

Estuve tan hecha polvo que a partir de ese momento he intentado adaptar hábitos de vida que me alejasen de las bronquitis, a las que soy propensa en invierno. Sobre todo he cambiado mi alimentación, intentando incorporar frutas con vitamina C como las naranjas, mandarinas o fresas en mi dieta. Siempre he hecho deporte, y creo que es lo que me ha salvado de muchas enfermedades. Siendo madre es difícil encontrar un hueco para practicarlo, pero un día es para mí, dejo a los niños con su padre y salgo a correr.

También parece una tontería pero me he comprado una bata para cuando tengo que salir por las noches porque los niños me reclaman, no coger frío.

Y por último tomo miel todos los días (también la echo en los biberones de los niños en invierno). Ya os contamos que a partir del año la pueden tomar sin problemas y es una fuente enorme de vitaminas contra los resfriados.

Y vosotros, ¿qué habitos saludables lleváis a cabo para evitar la temida gripe?

Hace unos días pudimos conocer a través de Carmen, la madre de Alex, (aquí teneís el enlace a su página para que conozcais su historia) el método de Reflexología podal infantil para curar y mejorar enfermedades en niños. Contactamos con Ana Domingo, monitora de uno de estos talleres y nos concedió la siguiente entrevista:

20150220_075444

 

 

– ¿Nos puedes explicar exactamente en qué consiste la reflexología?

Se trata de una técnica natural, que consiste en la aplicación de un masaje muy específico en ciertos puntos reflejos de los pies. Cada una de las partes del cuerpo y cada una de las funciones corporales tiene su correspondiente punto reflejo en el pie. Durante la sesión se trabajan estos puntos mediante presiones y movimientos sistemáticos, que producirán una respuesta refleja en los órganos correspondientes. El fin de esta terapia es armonizar y equilibrar las funciones del organismo, además de potenciar la capacidad de autosanación que la naturaleza nos ha proporcionado. En los bebés y niños pequeños, la práctica de la reflexología podal requiere una atención especial. Las manipulaciones deben ser más sutiles y suaves que en tratamiento a un adulto.

– ¿Cómo te introdujiste en este sector?

Hace muchos años que me dedico a la educación infantil, y siempre me he sentido atraída por las terapias alternativas, con lo que me forme en reflexología podal, Reiki. Más tarde hice  la formación de monitora en talleres de reflexología podal infantil para padres, una actividad en la que convergían mis dos intereses.  Mayoritariamente provienen del mundo relacionado con la infancia o la sanidad, aunque cualquiera que tenga interés puede acceder a esta formación.

-¿En qué consisten exactamente vuestros talleres? ¿Desde cuándo los hacéis?

Transmitir a las familias un nuevo concepto de la salud, y que se impliquen en la salud de sus hijos. Los talleres están divididos en una parte teórica, donde aprendemos como funciona nuestro organismo y los mecanismos con los que cuenta para defenderse de las agresiones externas. Aprendemos la correspondencia de los diferentes órganos con los puntos reflejos en los pies. Y una segunda parte, donde los padres practican lo aprendido en cada sesión sobre los pies de sus hijos. Los talleres para padres los hemos incorporado a nuestro centro en el último año.

– ¿Hacia quién va dirigido?

A familias, pueden participar un adulto (padre, madre, abuelos) y un niño.

– ¿Hay alguna contraindicación o pueden beneficiarse todos los niños?

Los bebés y niñ@s, son sumamente receptivos a la estimulación de las zonas reflejas del pie. Su respuesta es inmediata y siempre positiva,  y si no hay patología externa en el pie que lo impida ( heridas, hematomas, etc)., no hay ninguna contraindicación. Lo importante es buscar el tiempo y el lugar adecuados .

– Nos puedes explicar a grandes rasgos que beneficios tiene para los bebés? ¿Y para niños más mayores?

La reflexología podal ayuda a poner en marcha los recursos naturales de autocuración del organismo. La aplicación de esta técnica, nos proporciona la posibilidad de ayudarle liberarse de pequeños problemas de tipo orgánico que se suelen presentar durante sus primeras semanas, meses, años….de su vida. Con ello le enseñaremos a entablar la relación entre sus pies y la posibilidad de auto-curarse, al mismo tiempo que, al proporcionarle atención y caricias estrecharemos el vínculo afectivo entre padres e hijos.

– ¿Cómo se puede apuntar la gente interesada? ¿Hay talleres de este tipo en otras zonas de España?

Poniéndose en contacto con nosotros, puede realizar el taller en nuestro centro. Si viven  en otras provincias, pueden contactar con la Asociación Española de reflexología podal infantil A.E.R.I. que le informara al respecto.

 

Talleres de reflexología podal infantil

“Método Ángeles Hinojosa”

Para madres/padres con sus hijos de 0 a 8 años. Aprende a potenciar la salud de tu hij@ con unas

sencillas presiones en los pies.

 

CONTENIDO DEL TALLER:

“Cambiando el concepto de salud en los niñ@s”

* Avalado por la Asociación Española de Reflexología Infantil

Información y reservas en : Paseo de Goya 24 posterior

28932 Móstoles

Telf.– 912 384 099

 

unnamed

La primera vez que oí hablar de la Sinovitis Transitoria fue cuando llevé a una de mis hijas al médico de urgencias porque cojeaba un poco. Llevaba varios días viendo que la pierna derecha la torcía hacia fuera pero no le di importancia. Había empezado a andar hacía pocos meses y pensé que podía ser consecuencia de dar mal el paso.

Pero a medida que pasaban los días la cojera iba en aumento y un día casi no podía plantar el pie. Entonces decidí llevarla a urgencias y allí le diagnosticaron Sinovitis Transitoria. Claro, mi cara fue un poema porque no había oído eso en mi vida.

El pediatra que nos atendió preguntó en primer lugar si la niña había estado recientemente con gripe y que si había tenido mocos. Nos explicó que se trata de una inflamación de la cadera (en concreto del tejido sinovial) que se resuelve sola en pocos días por lo que no hay que preocuparse.

Esta inflamación afecta a una de las cadera del niño y sobre todo ocurre entre los 3 y 8 años, aunque en ocasiones puede darse antes.

huefte_schmerz

La sinovitis transitoria se caracteriza por un dolor en la cadera, ingle o cara anterior del muslo, que empieza de forma aguda, acompañado de cojera y movilidad limitada, en un niño que se encuentra sano.

En ocasiones se acompaña de fiebre baja, raramente superior a 38º C. Los síntomas disminuyen de forma gradual en unos días o semanas. La media de duración es de unos 10 días, si bien puede alargarse el proceso hasta 8 semanas.

La causa de la enfermedad se ha relacionado con los siguientes procesos:

  1. Una infección inespecífica vírica de vías respiratorias superiores, faringitis u otitis media. Esta asociación se ha encontrado en el 70% de los casos.
  2. Un antecedente de traumatismo, caída o golpe. Esta asociación se ha encontrado entre el 17 y el 30% de los casos.
  3. Una predisposición alérgica. Esta asociación se ha encontrado entre el 16 y el 25% de los casos.

El médico mandó reposo a la niña y en un par de semanas comenzó a andar bien de nuevo.  Todo se quedó en un pequeño susto.

 

Ya se han publicado los calendarios de vacunación para este año, y como ya os adelantamos desde «Trucos de Mamás» en algunas comunidades afortunadamente han cambiado las vacunas obligatorias y, por ejemplo, se ha vuelto a incluir la del neumococo, que durante dos años tuvimos que pagar. A continuación os damos una relación de enlaces en los cuales encontraréis los calendarios de vacunación de este año dependiendo de la Comunidad Autónoma a la que pertenezcáis.

Andalucía Junta de Andalucía

Aragón Gobierno de Aragón

Se abrirá en una ventana nueva.Asturias Gobierno del Principado de Asturias Se abrirá en una ventana nueva.

Baleares Gobierno de las Islas Baleares

Canarias Gobierno de Canarias Se abrirá en una ventana nueva.

Cantabria Gobierno de Cantabria Se abrirá en una ventana nueva.

Castilla-La Mancha Junta de Comunidades de Castilla La Mancha Se abrirá en una ventana nueva.

Castilla-León Junta de Castilla León Se abrirá en una ventana nueva.

Cataluña Generalitat de Cataluña Se abrirá en una ventana nueva.

Comunidad Valenciana Generalitat Valenciana

Se abrirá en una ventana nueva.Extremadura Junta de Extremadura Se abrirá en una ventana nueva.

Galicia Xunta de Galicia Se abrirá en una ventana nueva.

Madrid Comunidad de Madrid Se abrirá en una ventana nueva.

Murcia Región de Murcia Se abrirá en una ventana nueva.

Navarra Gobierno de Navarra Se abrirá en una ventana nueva.

País Vasco Gobierno Vasco Se abrirá en una ventana nueva.

La Rioja Gobierno de la Rioja Se abrirá en una ventana nueva.

Ceuta Ciudad Autónoma de Ceuta Se abrirá en una ventana nueva.

Melilla Ciudad Autónoma de Melilla Se abrirá en una ventana nueva.