Entradas

Estamos hartos de oír a los expertos de los beneficios saludables que tiene un buen desayuno para nuestros hijos.  A mí me encanta el momento del desayuno, y soy de las que cumple con el desayuno “saludable” de fruta o zumo natural, barrita de pan con tomate y aceite o mermelada  y café con leche.

A pesar de intentar aplicar esto en mis hijos, la historia me ha salido rana: a mi hija mayor no le gusta la leche y le encantan los bollos, y la segunda se toma un vaso de leche con cacao y ya no quiere nada más. He probado mil cosas y la mitad no me han servido de nada, así que os dejo una lista de alimentos socorridos que me han salvado de muchos desayunos:

  • ACTIMEL  o PETIT SUISSE PARA BEBER

Aunque parezca un tópico el ACTIMEL de Danone es muy socorrido. No sé lo que tendrá pero les encanta. Claro, que cuando les cambio de marca no les gusta el sabor. El problema es el precio, 2’99 euros el paquete de 6. Lo que hago es comprar el producto cuando hay ofertas 3×2 (suelen sacarlas habitualmente en los hipermercados).

MERCADONA

Los petit suissse para beber los compro de la marca MERCADONA y son bastante socorridos. Hay de diferentes sabores y les gustan mucho. Su precio, 1’80 euros.

 

  • ALMENDRAS, NUECES Y AVELLANAS

Algunas veces para el cole les coloco en una bolsita un puñado de frutos secos. Tienen muchísimas vitaminas y les dan energía. Cuando son más mayores se pueden incluir almendras o cacahuetes envueltos en chocolate con leche. Así aunque solo se beban en casa la leche, a media mañana están bien alimentados.

 

  • BARRITAS DE CEREALES

Estas barritas son muy socorridas para que se las lleven al cole. Si podéis fijaros en la composición nutricional, intentad que no tengan mucho azúcar para no habituar al niño a tomar productos muy dulces.

 

  • BOLLYCAOS  NATURALES

He conseguido que mis hijas se lleven “bocata” al cole camuflado en forma de bollycao casero. Los hago de diferentes sabores: crema de cacao, mermelada de fresa o de melocotón con queso para untar, membrillo con queso, patés.

 

  • PAPILLAS DE CEREALES

Es una opción muy fácil y rápida de ofrecer un buen desayuno a nuestros hijos si les gusta el sabor de la papilla.  Me lo recomendó una de las mamis del cole. A su hija que ya tiene 6 años, le encanta desayunar de vez en cuando una papilla de cereales con chocolate.

 

  •   CEREALES CON UN POQUITO DE LECHE

Los cereales son un alimento muy completo (crispis, mielpops, etc.) y si consigues que se tome unos poquitos con leche, hasta la hora del recreo están alimentados.

 

  • BATIDOS DE SABORES

Los días que se niega a tomar leche, recurro a los batidos de chocolate, vainilla o fresa. Intento que no sea lo habitual pero para días en los que se levanta con la hora muy justa y se niega a probar la leche, el batido es mi salvación. Junto a un par de galletas, no es el desayuno más saludable, pero antes de que se vaya con el estómago vacío… prefiero que se tome esto.

 

  •  PALITOS DE LA VACA QUE RÍE

Ya os hablamos en otro post. Es una opción perfecta tanto para tomar en casa como para llevar al recreo o para la merienda. Al llevar quesito y los palitos, es un alimento completo que también te sacará de más de un apuro.

 

  •  ZUMOS CON LECHE

Son más caros que los zumos tradicionales pero tienen más alimento y al llevar leche, les saben mejor. Sobre todo a los niños que no les gustan mucho las frutas y zumos clásicos. Los hay de diferentes sabores y marcas y son perfectos tanto para tomar en casa como para llevar al colegio para el recreo o para la merienda.

Una vez que los peques dejan de tomar el pecho o la leche de fórmula, a partir del año, ya pueden tomar leche de vaca (a no ser que sean alérgicos). Hace años eso significaba empezar a beber la leche que bebemos los adultos, entera o semidesnatada. Pero actualmente tenemos alternativas especiales para niños, algunas de ellas recomendadas por pediatras y especialistas en nutrición infantil. Por ejemplo Puleva Peques 3 Leche de Crecimiento (con cereales y fruta, con Omega 3, con cereales al cacao…).  Se trata de preparados lácteos enriquecidos con hierro, calcio, vitaminas, etc.

Me parece que es una opción perfecta para los desayunos, sobre todo si a tu niño le cuesta comer. Con un biberón o un vaso de esta leche (o similar, ya que también las hacen otras marcas como Nestlé), tu hijo saldrá de casa bien alimentado. Además, es un complemento perfecto para una merienda, una cena…

Además del típico teta brik de 1 litro, la encontrarás en packs de 3 x 200 ml que incluyen pajita, por lo que resultan muy cómodos cuando estás fuera de casa.

El precio de esta leche varía bastante de un supermercado a otro, así que te recomiendo que la mires en dos o tres de tu zona antes de comprarla.

 

producto-recomendado