CINCO MOTIVOS PARA NO SUBIR FOTOS DE TUS HIJOS A INTERNET

Entre las principales amenazas se encuentran el robo de identidad, la publicación de datos comprometidos o la utilización incorrecta de las redes por parte de los menores.

Seguramente todos hemos compartido alguna vez una foto de nuestros hijos en las redes sociales, internet o simplemente a través de dispositivos electrónicos. Pero esta inocente acción puede acarrear consecuencias negativas. ESET, la mayor compañía de soluciones de seguridad de la Unión Europea nos adelanta cuales son estas amenazas que podemos encontrar:

1.- Tu foto no te pertenece

Cuando subimos una foto a las redes sociales deja de pertenecernos exclusivamente ya que en los términos y condiciones de alta de muchas de estas plataformas (las que no solemos leer y le damos a aceptar rápidamente) establecen que en el momento que una foto se sube a su servidor son libres de utilizarla sin su consentimiento. Aunque tú conservas los derechos de autor de la imagen la plataforma es la propietaria de la licencia: es decir, está autorizada a utilizar tu imagen de la imagen que considere más oportuna.

2.- Robo de identidad

El hecho de compartir la foto de nuestros hijos (ecografías, imágenes del nacimiento etc) expone al niño a riesgos incluso antes de nacer, ya que puede incluir su ubicación, fecha de nacimiento y su nombre. Hay delincuentes que con una pequeña búsqueda pueden descubrir la información personal de los padres e incluso se alerta de que los delincuentes, teniendo todos estos datos, podrían pedir créditos a nombre del niño.

3.- Atraer al público equivocado

El publicar una inocente foto un bebé desnudo o de una niña en bikini puede atraer a gente equivocada y esa foto puede acabar en manos malintencionadas.

4.- En otros países hay que pedir permiso para publicar fotos de tus hijos

Si quieres publicar una foto de tu hijo con otro niño, debes pedirle también su permiso, o el de sus padres o tutores legales, igual que harías con un adulto. En
Francia, si publicas una foto de tu hijo en Internet y éste se opone, puedes enfrentarte a una multa de 45.000 euros o a una pena de cárcel. En Italia, por otra parte, existen leyes similares.

5.- Reforzamos malos hábitos

Si publicamos fotos de nuestros hijos en internet podemos estar creándoles la falsa sensación de que no pasa nada y es una práctica inofensiva. Lo importante en este caso es asegurarnos de enseñar a nuestros hijos a usar de forma responsable las redes sociales. Este tipo de espacios tiene su parte lúdica o educativa que también es positiva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.