En el caso de los bebés, la rutina diaria de aplicación de diferentes productos se hace imprescindible para lograr que la piel de nuestro hijo luzca libre de irritaciones y esté sana. Son diferentes los momentos del día en los que tenemos que cuidar la piel de los más pequeños, entre los que destacamos el baño, el cambio de pañal o la aplicación de masajes relajantes antes de dormir.

Rutinas imprescindibles para cuidar la piel del bebé

Uno de los momentos más deseados, tanto por los padres como por los pequeños, es el momento del baño, ya que representa un tiempo de relax y de conexión entre la familia. Para lograr los mejores resultados podemos utilizar champú sin jabón que no irrite los delicados ojos del bebé, o geles sin aclarado, sobre todo especiales para los primeros meses de vida.

El cambio de pañal es otra de las rutinas diarias que tenemos que realizar más a menudo, ya que normalmente cambiamos una media de 4 a 6 pañales por día. Cada vez que lo hacemos tenemos que limpiar muy bien el culito del bebé y aplicar una crema que, además de calmar la zona de irritaciones, la proteja y la mantenga aislada de la humedad el mayor tiempo posible. Uno de los ingredientes más utilizados en este tipo de cremas es el óxido de zinc, ya que tiene propiedades aislantes y absorbentes y constituye la base de muchas de las cremas de pañal que encontramos en estos momentos en el mercado.

Si nuestro bebé tiene la piel atópica podemos utilizar cremas especiales con ingredientes como la malva blanca, que calma la piel hipersensible y evita el escozor provocado en esa zona.

Si tu bebé tiene piel atópica deberás aplicar productos especiales para este problema

Por último, tras el baño y el cambio de pañal podemos recompensar a nuestro bebé con un masaje relajante que, además de prepararle para el sueño, creará un nexo de unión entre los padres y el niño. Para realizar el masaje podemos utilizar aceites especiales para que el momento sea todavía más agradable.

Entre toda la gama de artículos que podemos elegir para el cuidado de la piel de los más pequeños, se encuentran los productos cosméticos ecológicos, que son aquellos que tienen ingredientes naturales y que además respetan el medio ambiente. Entre ellos podemos destacar los de la marca Weleda, que tienen el 100% de ingredientes naturales orgánicos, más del 80% de extractos vegetales de origen biológico y que, además son cultivados de una manera sostenible para evitar el daño al medio ambiente.

Beneficios de la cosmética natural

Muchos padres y madres de hoy en día además de buscar productos eficaces y óptimos, también buscamos productos naturales y empresas que estén comprometidas con el medio ambiente.

Pero, ¿cuáles son las características de la cosmética natural y qué la diferencian de la cosmética convencional?. La respuesta está tanto en los ingredientes que se utilizan como en la manera en la que se obtienen. Este tipo de cosmética se obtiene solo de plantas, animales, microorganismos o minerales. Además si es ecológica significa que este tipo de ingredientes se han obtenido de una manera sostenible sin dañar al medio ambiente. 

Son muchas las propiedades de determinados vegetales y frutos que son utilizados de forma natural para cuidar nuestra piel .Si estás buscando cosmética natural para el cuidado de tu bebé los productos hechos con caléndula son una opción perfecta, ya que esta planta tiene propiedades suavizantes, regeneradoras y antiinflamatorias que cuidan y protegen la delicada piel de nuestro bebé.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.