Lo normal es que muchas madres se hagan esta pregunta: qué buscar en una leche de continuación para niños. Cuando se busca un tipo de leche de continuación idónea para niños, se desea dar con un producto que se adapte a la leche materna y que sea de calidad. ¿Sabes en qué etapa se le da al bebé la leche de continuación? Es una leche que se engloba dentro de la lactancia artificial, cuando el niño ha cumplido los seis meses y que favorecen su desarrollo a esta edad.

Características que debe tener la leche de continuación

La leche materna es la mejor opción para el bebé, pero llega un momento en el que comprar leche infantil puede ser necesario para complementar su dieta. La leche de continuación es un tipo de leche artificial de lactancia y que supone una transición entre la leche materna y la leche de vaca que posteriormente beberá a lo largo de su vida.

Esta leche de continuación debe estar enriquecida con minerales y vitaminas necesarios para que el niño crezca correctamente y cubra sus necesidades nutricionales. A partir de los seis meses, el bebé debe empezar a comer otros alimentos de forma paulatina, entre ellos, la leche de continuación, cuyo consumo se extenderá hasta su primer año de edad. Este tipo de leche ayudan a que el bebé se quede satisfecho tras cada toma.

Inspirada en la leche materna

La nutrición temprana tiene una influencia decisiva sobre el desarrollo del bebé cuando sea adulto. Por ello, es esencial apostar por fórmulas infantiles que estén inspiradas en la leche materna para su elaboración. La fórmula debe presentar, por tanto, lípidos lácteos, DHA/ARA y Galacto-oligosacáridos(GOS).

Reforzar las defensas y favorecer el crecimiento

La presencia de vitamina A contribuye a reforzar el sistema inmunitario y la vitamina D es la encargada de favorecer el correcto desarrollo de los huesos.

Desarrollo cognitivo y cerebral

Los primeros meses de vida del bebé son cruciales en su desarrollo cerebral y cognitivo. A ello le ayudará la vitamina C, que contribuye al correcto desarrollo cerebral y los tejidos nerviosos y el Hierro, que contribuye al correcto desarrollo cognitivo. 

MFGM, una membrana muy especial

Los lípidos lácteos están presentes en forma de pequeñas gotas de grasa, rodeadas por una membrana especial compuesta por numerosos compuestos bioactivos, proteicos y lipidícos. Esta membrana se llama MFGM (Milk Fat Globule Membrane) y es importante para el sistema inmunológico, el cerebro y el desarrollo cognitivo de los bebés.

La leche de continuación debe incluir estos ingredientes, que ayudan a reforzar las defensas del bebé gracias a su aporte de vitamina A1 y a su contenido de DHA, ARA, GOS, hierro2 y ALA, junto con otros nutrientes esenciales.

Todos estos componentes, además de ayudar al desarrollo corporal y a la alimentación del bebé, le aportan múltiples beneficios, como la reducción de episodios de otitis o el menor uso de antipiréticos, científicamente demostrado.

Hazte con una leche de continuación que esté desarrollada por la recomendación de expertos y cuida de tu bebé de la mejor manera.

1 comentario
  1. Laura
    Laura Dice:

    Soy Laura . Quiero contaros nuestra historia , aunque parece un poco terrible, pero bien que final es feliz . Somos una pareja de España que estamos luchando mucho tiempo con enfermedad mía. Por Cáncer me han quitado el útero. Pero el deseo de querer ser padres no nos dejaba vivir normal. Por recomendaciones hemos dirigido al centro de tratamiento de infertilidad, que está en Ucrania . Para poder tener el bebé biológico …tuvimos que empezar el proceso de gestación subrogada . Ahora somos padres felices de nuestro hijo . Sinceramente queremos decir gracias a todos médicos de esa clínica ! Nunca hemos arrepentido de nuestra decisión !

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.