Han pasado ya casi tres meses desde que nuestras vidas comenzaron una nueva etapa . Una etapa en la que el hogar se ha convertido en el centro de nuestro día a día y donde la familia ha pasado a ocupar un lugar privilegiado en torno a nosotros. Pero es el momento de volver a la nueva normalidad que nos espera a partir de ahora y aprender de todos los valores que han permanecidos escondidos hasta ahora.

El sábado 14 de marzo de 2020 se decretó el primer estado de alarma en España por el Covid-19. A partir de ese momento, nuestras vidas dieron un giro de ciento ochenta grados . Desde ese día, nos dijeron que no podíamos salir de nuestras casas, que los niños no irían al colegio durante una larga temporada, que habría clases virtuales y que los padres que pudiesen acogerse al teletrabajo. deberían hacerlo así.

De un día para otro, el futuro que veíamos para dentro de unos años se hizo realidad. Y todo a causa de un virus que de momento ha venido a quedarse entre nosotros.

Tristemente muchos han tenido de pasar los momentos más duros de sus vidas con la pérdida de sus familiares más queridos y poder dar el adiós que se merecían.

Los mayores hemos ido adaptándonos como hemos podido a esta situación ,pero los más pequeños han llevado de una manera ejemplar todo este nuevo escenario para nosotros. Desde el primer día han visto que si se quería vencer al virus tenían que quedarse en casa y una vez que pudiesen salir deberían usar mascarilla. Han comprobado que la labor de los médicos y enfermeras de nuestro país ha sido ejemplar y que los científicos son una parte imprescindible en nuestro mundo y que si ellos, los humanos podríamos desaparecer.

Y han sido conscientes de que en este mundo lleno de desigualdades, cada uno debemos poner nuestro granito de arena para que las cosas salgan bien y que, hay mucha gente, que se ha sacrificado por salvar muchas vidas sin pedir nada a cambio.

El tiempo pasará y ellos lo recordarán como unos meses metidos en casa en los que tenían ratitos para jugar y divertirse con sus padres. Un tiempo en el que aprendieron a cocinar y a hacer manualidades, donde veían a sus profes y amigos a través de video conferencia y en el que pudieron hacer cosas en familia que nunca habían hecho hasta ese momento .

Pero no hay que olvidar que esos valores que han aprendido durante todos estos meses deben mantenerlos durante toda su vida y luchar por ellos, porque es la única manera de que nuestro mundo cambie y se convierta en un lugar para disfrutar de cada momento.

Y vosotros ¿cómo habeís llevado estos meses hasta adaptaros a la nueva normalidad? Queremos saber que habeís hecho con vuestros hijos y como habeís llevado esta nueva situación en vuestros hogares.

@trucosdemamas

1 comentario
  1. Trucosdemamas
    Trucosdemamas Dice:

    A nosotros lo que nos cuesta es ponernos a hacer los deberes cada día. Es un agotamiento emocional. Por eso cada vez valoro más la labor de los profesores que cada día están al pie del cañón con nuestros hijos.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.