La iniciativa desarrollada por el portal de salud SaludOnNet regalará 250 ecografías mamarias y tiene como objetivo de la importancia de éstas para una detección precoz de la enfermedad.

Con más de 32.000 nuevos casos cada año, el cáncer de mama se ha convertido en el tumor más frecuente entre las mujeres, y una de cada 8 lo desarrollará a lo largo de su vida. Es una patología que padecen en la actualidad más de 100.000 mujeres españolas, y cuya incidencia va en aumento.

Sin embargo, con un diagnóstico precoz, los índices de supervivencia están cercanos al 85% y, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), un 90% de las pacientes continúan libres de la enfermedad cinco años después del diagnóstico y tratamiento del tumor. Las ecografías y mamografías son las pruebas más indicadas para una prevención eficaz.

SITUACIÓN ACTUAL OBJETIVO Y CAMPAÑA

Con este objetivo nace, por cuarto año consecutivo, la iniciativa solidaria #JuntosPrevenimos gracias a la cual el portal de salud SaludOnnet regalará 250 ecografías mamarias a las mujeres que lo soliciten durante la semana del 14 al 20 de octubre de 2020, y que podrán realizarse en 55 centros de toda España de forma totalmente gratuita.

Para participar únicamente tenéis que apuntaros a través del siguiente enlace www.saludonnet.com/contra-el-cancer-de-mama. La selección se hará en un proceso aleatorio que será auditado a través de una plataforma. Se contactará con cada persona a través del email facilitado. La ecografía es 100% gratuita, y no hay ningún coste asociado.

El miedo a un positivo en clase puede dar lugar a conductas insolidarias entre los padres

Esta semana he vivido el primer “confinamiento” de la clase de uno de mis hijos y he podido comprobar cómo a veces nos comportamos los padres y que esas actitudes que no son las más adecuadas ni responsables.

El pasado martes nos llamaron para comunicarnos que había un positivo en una de las clases a las que van mis hijos. El colegio en ningún momento dio el nombre del niño para preservar su intimidad, pero de pronto el grupo de whatsapp empezó a echar humo y alguno de los padres comenzaron a preguntar qué niño podría haber dado positivo.

Una de las madres dijo un nombre y al momento la madre del aludido contestó que su hijo no era el que estaba contagiado, comenzando a tensarse el ambiente.

Al final, la madre del niño contagiado escribió en el whatsapp que era su hijo el que había dado positivo (creo que la pobre se vio tan sobrepasada que lo escribió públicamente, aunque estaba en su derecho en no revelarlo)-

En otra de las clases del colegio comenzó a oirse el rumor de que uno de los niños estaba pendiente de hacerse una PCR . Pronto saltó la alarma en los grupos de Whatsapp de la clase. Los padres comenzaron a hacer conjeturas sobre quien podría ser el afortunado que estaba contagiado, si habría ido al colegio o no portando el virus y el posible niño contagiado fue estigmatizado en cuestión de segundos. El colegio no ha notificado ningún positivo en esa clase, por lo que se ha creado una alarma generalizada sin ningún fundamento.

Supongo que el miedo a que el “contagiado” sea un niño con el que el nuestro juegue hace que tengamos este tipo de actitudes, que son muy negativas pues pueden hacer llevar a otros niños a ” “rechazar” o no querer estar con ese compañero.

¿Habéis vivido una situación parecida? ¿Qué os parecen este tipo de actitudes?

La Covid-19 será historia y recordaremos estos meses como un mal sueño. Un vago recuerdo recorrerá nuestro pensamiento pensando la angustia y la impotencia de estar confinados. Para otro habrá supuesto un regalo en forma de unión familiar y de cosas positivas. Porque si algo hemos aprendido durante este tiempo es a valorar las cosas más importantes de la vida ¿O no?

Estoy en casa y de repente escucho el megáfono de la policía municipal increpando a una pareja sin mascarilla: “¡Que se pongan la mascarilla!” se escuchó a lo largo de toda la calle. Salí al balcón y vi a una pareja de jóvenes que estaba siendo señalada por la gente que pasaba en aquel momento por la calle.

¡Sinvergüenzas! gritaban al unísono. La pareja se subió la mascarilla inmediatamente. Agachó la cabeza y cruzó a la otra acera.

Los supermercados, lugares de conductas agresivas.

Los supermercados han supuesto el salvoconducto de mucha gente en estos meses de pandemia. Pero también han hecho sacar lo peor de nosotros. Seguro que todos hemos visto alguna pelea por cualquier tontería durante estos meses: que no se ponga tan cerca de mi, respete la distancia de seguridad, no se cuele, hay fila única y se ha puesto en otra caja…y decenas de pequeñas cosas que han crispado nuestra paciencia.

Parece que estamos acechando como buitres para reprimir, regañar o chillar a una persona que se ha acercado un poco más a nosotros sin darse cuenta o que no ha sido consciente que había una única fila y se ha ido en dirección a las cajas que estaban vacías.

Otra de las imágenes más impactantes que hemos podido ver en estos meses es la de cientos de personas con los carros llenos de comida, como si el fin del mundo estuviese a la vuelta de la esquina dejando las baldas de los supermercados vacías y sin pensar que otras personas se iban a quedar sin alimentos de primera necesidad porque otros, habían hecho acopio de comida para varios meses.

Para el sociólogo Jordi Busquet, profesor de Blanquerna-Universitat Ramon Llull , ciertos comportamientos egoístas vistos, son atribuídos al miedo, la incertidumbre, la inseguridad. Quien acapara alimentos a lo mejor no es egoísta, pensaba en sus hijos, indica. “Es difícil gestionar lo individual y colectivo a la vez”.

Los colegios: El miedo a los niños que son positivos

Está siendo increíble como los más pequeños están llevando todo esto mucho mejor que los adultos. Los niños se han adaptado a las normas perfectamente, llevan sus mascarillas sin poner ninguna queja, aceptan las nuevas normas impuestas por los centros docentes con toda normalidad y llevan actitudes de respeto y empatía hacia los más mayores.

¿Y nosotros que es lo que hacemos? ….Nuestros miedos han hecho que cada positivo que esté en el colegio se convierta en un drama. El niño que da positivo es señalado en los infinitos grupos de WhatsApp que tenemos en el colegio y los padres ponemos el grito en el cielo y con nuestros miedos asustamos a nuestros hijos que ven como algo terrorífico el que uno de sus compañeros esté pendiente de los resultados de una PCR.

Debemos relajarnos y aceptar con cierta normalidad estas situaciones, ya que hay que convivir con ello hasta la llegada de la esperada vacuna y debemos normalizar todo ello sin tener aterrados a nuestros hijos.

Perderemos amigos en tiempos de pandemia

Algunos amigos de toda la vida con los que hemos compartido momentos inolvidables parecen alejarse cuando se da una opinión o se rebate alguna cuestión sobre como se está llevando la gestión de la pandemia. La Covid – 19 está distanciando amigos y familiares. Las opiniones ya no son tales, sino que cada palabra es exaltada y sacada de contexto, cada discusión por el tema de la pandemia termina en pelea y los ánimos están disparados

Las redes sociales, aprovechan la negatividad para exaltar todo aquello que no nos gusta y los debates en las mismas terminan en insultos y en descalificaciones por parte de los participantes crispados por algún comentario.

Una lección de vida

Todo esto debe servir para que hayamos aprendido que hay que aprovechar cada instante de la vida. Vivir cada momento y pasar cada minuto con nuestros hijos y seres queridos nos dará la felicidad. Hacer felices a los demás y no discutir por cosas que realmente no tienen importancia harán que nos sintamos útiles en tiempos de pandemia.

Y sobre todo valorar todo lo que nos rodea y mirar a nuestro alrededor porque, detrás de cada mirada hay una historia y esa historia merece ser escuchada, porque en estos días podemos hacer feliz a mucha gente con una simple sonrisa.

Fuentes consultadas: https://www.lavanguardia.com/vivo/psicologia/20200326/474207515821/coronavirus-egoismo-solidaridad.html

La asesora pedagógica de editorial Rubio resume los principales efectos que la nueva situación puede acarrear para los más pequeños y cómo podemos ayudarle a sobrellevarla.

Pese a que los niños son especialmente flexibles para abrazar los cambios, la situación actual está cargada de miedos y nervios que se pueden haber gestado estos meses atrás y aflorar durante vuelta al cole, tras las semanas de confinamiento y asilamiento, junto al bombardeo de noticias recibidas. Ese miedo es una emoción natural, que aparece ante la percepción de un peligro y que cumple una función de adaptación y de supervivencia. Nuestros pequeños, al sentirlo, buscan cómo protegerse.

Todo esto puede provocarles un impacto emocional que llega acompañado de algunos efectos al volver al cole, como nos enumera Celia Rodríguez, asesora experta en psicopedagogía de la editorial RUBIO:

·       Aumento de irritabilidad, lo que incrementa las rabietas y los enfados, e incluso la tristeza.

·       Incremento de temores, e incluso fobias relacionadas con la enfermedad, con ir al cole o alejarse de las figuras de los progenitores, ya que el niño puede haber desarrollado una excesiva dependencia.

·       La pérdida de hábitos, esenciales para los niños y niñas, ya que aportan regularidad y confianza, así como la sensación de controlar lo que va a pasar.

¿Y cómo les ayudamos a afrontar y superar emocionalmente los primeros días de vuelta al cole?, ¿Cuándo podemos detectar esos efectos negativos en nuestros niños y niñas? Desde RUBIO, su asesora psicopedagógica nos resume los cinco consejos fundamentales que pueden reconfortarles en este tránsito y evitarles el bloqueo:

1.       Ayudarles a que identifiquen, expresen y acepten las emociones: porque los niños no siempre son capaces de identificarlas, por lo que no pueden expresarlas. Debemos pararnos a observarles y a dialogar con ellos, por ejemplo, en momentos de juego en los que estarán más relajados, y ayudarles a gestionar sus emociones.

En ese momento es fundamental hablarles con naturalidad y con un lenguaje que puedan entender, con un mensaje de aceptación, por ejemplo: “esta situación a mí me asusta un poco, puede que tú también tengas algo de miedo porque hemos estado mucho tiempo en casa y no queremos contagiarnos, es normal estar un poco asustados”. De esta manera, le estamos diciendo al niño que es normal sentir determinadas emociones, y está preparado para el siguiente paso, que consiste en ayudarle con una visión menos catastrófica de la situación: “es normal tener miedo, pero todo está preparado para que sea seguro”.

2.       Continuar explicándoles y haciéndoles sentir seguros sobre la nueva situación: continuar trabajando con él desde la imaginación los primeros días de clase, a través del juego simbólico, un buen método que les permite ensayar y visualizar esta nueva situación con muñecos. De esta manera, podemos plantear diferentes situaciones y trabajar la idea de tranquilizar al niño: ¿Qué es lo qué puede pasar? Y si pasa esto, ¿qué podemos hacer? De este modo, el niño comprobará los recursos y herramientas que tiene para afrontar la situación. Nos servirá para remarcar un plan sencillo, por ejemplo reforzarles las rutinas: lavarse las manos, llevar mascarilla, mantener distancia, etc.

3.       Reforzar las cualidades y recursos personales de superación: porque tanto los niños como los adultos podemos vernos indefensos e incapaces de afrontar determinadas situaciones, y para cambiar esa visión es muy importante reforzar las propias cualidades y recursos de superación. Se trata de recordar al niño situaciones que ha podido superar y cómo ha afrontado tales situaciones, por ejemplo: “¿te acuerdas del primer día de cole? ¿Y la primera vez que te tiraste por un tobogán?”.

4.       Puede ser un buen momento para practicar rutinas de relajación: una herramienta perfecta tanto para nosotros los adultos como para los niños, que les ayudará a desconectar de esos momentos de tensión que acumulan ante los nuevos días de un cole tan diferente al que recordaban. Además, aprender unos sencillos ejercicios de relajación les puede servir como una herramienta de control para afrontar sus emociones también en el cole.

5.       Desarrollar algún método para saber qué hacer en caso de tener miedo: esto les ofrecerá unas pautas sencillas que reforzarán su sensación de seguridad ante esta situación. Por ejemplo:

1.Pedir ayuda al profesor y después contarlo en familia.

2.Practicar la relajación a través de la respiración, cantando una canción, etc.

3.Recordar lo que sabemos hacer para superar situaciones.

Unos sencillos consejos que les ayudarán tanto a ellos como a vosotros para acostumbrarnos en estos primeros días al nuevo cole post-COVID.

Acudimos, on line,  a los talleres sobre gestión del aburrimiento organizados por la tienda de  ropa deportiva Sprinter , en los que Beatriz Pérez, de la web Va de cuentos, nos da ideas sobre cómo hacer que nuestros hijos no se aburran.

¿Qué es el aburrimiento y por qué se aburren los niños?

Ante todo Beatriz señala que el aburrimiento es muy importante, ya que de esos momentos de aburrimiento salen ideas creativas, ya que cuando no hacemos nada aparecen muchas posiblidades para salir de ese aburrimiento y por lo tanto le estamos dotando de herramientas para que en el futuro puedan gestionar situaciones tediosas.

En estos momentos estamos en una sociedad en la que no permitimos que los niños se aburran, y así nuestros hijos están acostumbrados a recibir todo el tiempo estímulos nuevos, se han acostumbrado a esa novedad y por eso se aburren.

Hay momentos en los que los padres, cuando los hijos se aburren, les damos la tablet (por ejemplo en una comida familiar, en el coche etc.) en vez de intentar que ellos mismos busquen estrategias para no aburrirse.

Llenamos el tiempo de nuestros hijos con actividades todo el día y por eso en el momento en el que no están haciendo algo se aburren. Pero ¿qué tenemos que hacer los padres ante esos momentos?

Beatriz Pérez, de la web Va de cuentos, durante el taller sobre el aburrimiento

Recursos y actividades para no aburrirse

Las actividades que Beatriz propone son aquellas en las que el niño tiene que “buscarse un poco la vida” para que salga su creatividad; es decir, no hay que darle todo hecho, pero sí dotarle de las herramientas necesarias para que lo haga.

Beatriz propone que no se utilicen elementos electrónicos desarrollando sus propias actividades como juegos de clasificación, juegos de madera  u otros recursos. Así podemos encontrar títulos como el libro Piezas Sueltas, libro que nos da un montón de ideas para potenciar estos factores en los niños y con el que crearán juegos infinitos motivando a los más pequeños para jugar con ellos.

Hay un montón de formas para experimentar con los niños y otro de ellos es el tema de la comida. Aparte de elaborar recetas con ellos, hecho que hemos practicado muchos de nosotros durante el confinamiento, hay otros juegos creativos con los que se lo pasarán pipa,  como por ejemplo utilizar espaguetis y colorearlos con colorante alimentario. Esta experimentación es maravillosa a la hora de que los niños sean creativos al cien por cien.

Otra idea muy buena para realzar los valores en los niños y  utilizar todos los sentidos es la creación de bolsas aromáticas. La naturaleza es un potencial infinito de recursos para educación y  esta actividad además se utiliza mucho como refuerzo para tratar la autoestima del niño.

Los libro-juegos fomentan la creatividad y son fenomenales para dejar volar la imaginación de los más pequeños.  La magia de estos libros radica en que los niños experimentan con colores y formas creando su propio mundo de fantasía y sorpresa. Hay una infinidad de libros de este tipo como Talleres de arte con Herve Tullet , propuestas para trabajar la creatividad en el aula o en casa.

El libro Talleres de Arte nos ofrece muchas ideas para hacer con los más pequeños

Las luces y las sombras siempre han dado muchísimo juego a la hora de potenciar la creatividad de los más pequeños. Podeís echar un vistazo en Instagram con @Asombras, de Alexandra Eseverri, una forma preciosa de que los niños jueguen con las luces que nos da la naturaleza.

En definitiva, son muchísimos los caminos que nos propone Beatriz Pérez para que la palabra aburrimiento no entre en el vocabulario de nuestros hijos y en estos tiempos en los que debemos permanecer largos periodos en casa es ideal para crear un vínculo afectivo con ellos.

Recordaos también que en el Instagram de Beatriz @vadecuentos encontrareis estos y muchos más recursos para trabajar con los más pequeños.

La socióloga, Alicia Aradilla y autora de “Tele trabajar, pero bien” publicado durante el confinamiento,  analiza el por qué de los problemas actuales del concepto teletrabajo y da las claves para hacerlo con éxito en tiempos de pandemia.

El teletrabajo llego en marzo como una manera de mantener la economía a “puerta cerrada” cuando comenzaba un confinamiento que nadie sospechó tan largo. El final del confinamiento se transformó en desescalada para ir hacia una nueva normalidad plagada de “dires y diretes” gubernamentales. “Amanece un nuevo lunes lleno de incertezas, rebrotes y confinamientos selectivo. En este escenario el gobierno aprueba por real decreto la ley del teletrabajo, en un intento de aminorar la agonía del gran paciente de la COVD-19: la economía.“Afirma Alicia Aradilla, socióloga y autora del libro “Teletrabajar, pero bien. Del trabajo en casa al teletrabajo en tiempos de confinamiento”  (Ed. Diana). Una guía exhaustiva para aprender a teletrabajar con éxito, sin estrés y aprovechando todo el potencial que nos ofrece esta modalidad. 

Para Aradilla: “La economía, fue el gran paciente de la Covid19, que agonizaba en algunos sectores como el turismo o la cultura, y en algunos extractos sociales como los autónomos, auto-empleados y microempresarios.Mañana se aprueba la ley del teletrabajo por decreto ley. Su aprobación ya nos indica un conflicto futuro, el mismo que dificultó su negociación: La falta consciencia del lenguaje. Políticos de primer nivel y líderes sindicales crean el camino por el que han de caminar tantas y tantas empresas, sin cumplir los básicos de consciencia del lenguaje, ¿en qué fallan?:

  • Utilizan términos equivocados
  • Hacen un uso exagerado de generalidades
  • Afirman e imponen en lugar de preguntar

Además de romper los principios básicos de la negociación:

  • Diferenciar posición e interés
  • Diferenciar problema, persona y proceso
  • Distinguir forma y contenido

La socióloga Alicia Aradilla quiere dar algunas recomendaciones para intentar teletrabajar de la mejor manera posible para conseguir nuestros objetivos:

1.- Autoconocimiento. Aprovecha para conocerte, identificar fortalezas y puntos de mejora. Saber quién eres te desvelará de qué eres capaz.

2.- Montaña rusa emocional. Estos días las emociones intensas se suceden, a veces, sentimos el vértigo de una montaña rusa. Acepta cualquier estado emocional que identifiques, por desagradable que se sienta. Aceptar es el primer paso para transformar.

3.- Lenguaje. Relacionarse a través de la pantalla, desvela la importancia de la comunicación. Expresa lo que deseas, cuidando también a tu interlocutor. La comunicación asertiva es clave.

4.-Patrones mentales. Tu mente será tu aliada si sabes relacionarte con ella en armonía y equilibrio. Respira conscientemente para relajar el cuerpo y  calmar la mente. La respiración es la base de una buena decisión.

5.- Rutinas. Crea y pon en práctica tus propias rutinas en base a la información que has obtenido de tu autoconocimiento y tu situación particular. Las rutinas favorecen la satisfacción y la entereza.

6.- Valórate. Recuerda que has sabido llegar hasta donde estás, has superado retos y dificultades, hoy tienes más recursos, de todo tipo, que el primer día de confinamiento. Puedes porque ya lo has hechoTeletrabajar es el futuro, que habita el presente, de la economía post pandemia.  Concluye la socióloga. 

Resultado de imagen de alicia aradilla

Socióloga,  experta en neurolingüística.  Autora del libro “Teletrabajar, pero bien” Ed. Diana (grupo Planeta) 2.020. Autora del libro “Las palabras que nos habitan” (Ed. Uno. Barcelona 2.016).  Conferenciante TEDx “Identidad Narrativa”.www.aliciaaradilla.es

Multiópticas lanza una controvertida campaña para concienciar del gran número de horas que nuestros pequeños pasan mirando los dispositivos a lo largo del día

Una cuna rodeada de tablets ¿qué locura es esta? Seguro que todos los padres estaríamos de acuerdo en no comprar ese ficticio producto.

Para concienciar a los padres de que nuestros hijos pasan mucho tiempo delante de las pantallas a lo largo de todo el día,  Multiópticas ha creado la campaña Screen Polution (contaminación de las pantallas), para la cual han creado tres productos ficticios: una cuna, una trona y un caballito, llenos de pantallas.

Muchas veces los padres no somos conscientes del tiempo que pasan nuestros hijos delante de una pantalla (móvil, tableta, ordenador o televisión). ¿Os habéis parado a pensar cuánto tiempo de media están nuestros hijos delante de pantallas?

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud son claras ante este problema: los menores de cinco años no deben superar una hora frente a la pantalla cada día, y los menores de un año no deberían estar expuestos ninguna hora a dispositivos.

Con los datos de hoy en día sabemos que los jóvenes españoles estarán algo más de 26.000 horas mirando pantallas antes de que cumplan 18 años. ¿No os parece una cifra demasiado alta?

La solución está en nosotros

Según datos pasados por estudios realizados por Multiópticas 1 de cada 3 niños comenzó a utilizar los dispositivos antes de los 3 años; a los 5 saben manejar con soltura una tableta o móvil y la edad media a la que reciben su primer teléfono móvil es a los 9 años.

Son unos datos que seguramente muchos no sabíamos y que nos hacen plantearnos que quizás tengamos que tener más control sobre las horas que nuestros hijos están delante de una pantalla.

 Si os dais cuenta muchos de nosotros nos levantamos y nos acostamos viendo una pantalla. En mi caso tengo puesto el despertador en el móvil, así que cuando suena lo primero que hago es apagarlo y ya, de paso, miro el whatsapp para ver si he recibido un mensaje y twitter para enterarme de las últimas noticias.

 Al acostarme hago la misma operación: pongo el despertador y miro los últimos mensajes.

Todo eso lo están viendo nuestros hijos y muchas veces no somos conscientes de que los niños imitan nuestra conducta y si nos ven todo el día pegados a las pantallas (móviles, ordenadores, tabletas etc.) harán lo mismo.

Trucos para evitar un uso excesivo de pantallas en los niños

Muchos de nosotros nos preguntamos ¿cómo hago para evitar esta Screen Pollution?. Aquí van algunos trucos:

  • Autoevaluación: ser conscientes del tiempo que dedicamos a las pantallas y el que dedican nuestro hijos
  • Crear un plan de uso digital: planificar el uso de los dispositivos y para qué los vamos a utilizar
  • Incorporar sistemas de medición: ya existen instrumentos para medir cuanto tiempo se usa cada aplicación e incluso muchos juegos y recursos permiten establecer un tiempo determinado para utilizarlos.
  • Ser ejemplo de nuestros hijos: no podemos decir a nuestros hijos que es malo utilizar tanto tiempo las pantallas y mientras tanto nosotros hacer lo contrario.
  • Fijar “un día sin pantallas” en las que toda la familia aparque los dispositivos y se puedan realizar otras actividades.

Campañas como la lanzada por Multiópticas son necesarias y muchas veces son un método eficaz para que tomemos conciencia del problema y lo atajemos cuanto antes.

Compacto. Confortable. Fácil de conducir. Estas son las 3 premisas con las que la conocida marca lider en carritos de bebés Bugaboo nos presenta su nuevo lanzamiento al mercado: Bugaboo Bee 6, un carro ideal para la gran ciudad.

Con su diseño compacto e increíbles características, la ciudad es súper fácil de explorar juntos, así que, ¡no hay nada que os detenga! A las madres y padres les encantará su plegado con una sola mano, las cómodas fundas de silla que mantendrán a su pequeño confortable y las grandes ruedas a prueba de pinchazos, que hacen que conducirlo sea una auténtica gozada. Estas nuevas grandes ruedas lo hacen también ideal para escaparse de la ciudad.

Compacto.

El Bugaboo Bee 6 es la personificación del confort urbano ligero, práctico almacenamiento y fácil transporte. Con una sola mano puedes transportarlo y plegarlo, lo que hace que sea súper fácil de manejar mientras sostienes a tu pequeño cerca de ti, al abrirte paso por concurridas calles urbanas, subir y bajar del transporte público o de un taxi. El carrito también puede sostenerse en pie, ya que incluye un práctico soporte de colocación vertical integrado.

Confortable.

El Bugaboo Bee 6 ofrece una versatilidad completa con su silla ergonómica, que puede ajustarse cuando tu bebé empiece a crecer. Es adecuado para usar desde el nacimiento, por lo que puedes empezar a usarlo desde el primer día con tu recién nacido.

El carrito se presenta con un nuevo tejido de alto rendimiento en la silla, un material de malla transpirable . Además incorpora orificios de ventilación en el respaldo de la silla. Lo que aporta una ventilación adicional y reduce el calor que desprende el niño durante los calurosos días veraniegos o en cálidas regiones.

Fácil de conducir.

Esta nueva incorporación de la colección Bugaboo te ofrece el máximo confort en todos tus paseos, tanto si tu pequeño está haciendo una siesta o sentado y explorando el mundo. Con una suspensión independiente en las 4 ruedas y neumáticos más grandes de 7” a prueba de pinchazos, el Bugaboo Bee 6 aporta una estabilidad adicional en todas tus rutas, al subir bordillos, para que tu peque tenga dulces sueños o vivir divertidas aventuras en senderos menos frecuentados.

El nuevo Bugaboo Bee6 estará disponible a partir de mitad de Octubre de 2020 en punto de venta.
Más información en 
www.bugaboo.com.

PVPR a partir de: 
Bugaboo Bee 6 en silla desde 699€.

Miele, la marca alemana líder de electrodomésticos prémium, ha contado con la colaboración de la organizadora y coach de Orden y Limpieza, Alicia Iglesias para una vuelta al cole segura. Consejos sencillos para garantizar que se cumplan las medidas de higiene recomendadas por el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Este año, todos los consejos y cuidados son pocos, estamos en un momento de mucha incertidumbre y necesitamos asegurar que las medidas que adoptamos en el cuidado de las prendas son las correctas. De ahí, la importancia de contar con una marca como Miele, galardonada recientemente con el sello “Higiene Garantizada”, reconocen la importancia de cumplir con los más altos estándares de calidad en la eliminación de los gérmenes que se depositan en la ropa.  

Cada vez más, estamos más concienciados de la importancia de la higiene aquella que va desde el lavado de manos permanente, desinfección de superficies, uso de geles hidroalcohólicos o el cuidado de las prendas y calzado que usamos a diario y que intensificaremos con la vuelta a las aulas de los más pequeños.

Alicia Iglesias, nos recomienda los siguientes claves para cuidar las prendas de los más pequeños de forma segura.

Lavado y secado de las prendas

Las prendas que usamos están siempre expuestas y vulnerables al entrar en contacto con gérmenes que pueden acumularse en ellas si no se lavan adecuadamente. Higienizar las prendas de los más pequeños es sumamente importante, para ello debemos hacer uso de una temperatura de 60 grados, siempre que la etiqueta de la prenda lo permita y garantizar así que los virus y bacterias se eliminan.  

Miele ofrece un extra a través de sus lavadoras con AllergoWash, un plus que opera de forma simultánea con otros programas y que aun empleando temperaturas no demasiado altas, como son 40 grados, garantiza la eliminación del 99.99% de las bacterias acumuladas en nuestras prendas, al mismo tiempo, que asegura el cuidado necesario para los distintos tipos de tejidos. También, al utilizar el programa Algodón Antiséptico, se logra higienizar de forma eficiente las prendas de algodón al mantener elevadas temperaturas en los ciclos de lavado por un mayor tiempo, garantizando así la eliminación de las bacterias y gérmenes comunes que entran en contacto constante con nuestra piel. Además, dispone del Programa Vapor y de la función Steam Care ambas opciones que alisan las prendas de forma suave y efectiva con la ayuda del vapor, en la lavadora. El trabajo de planchado se reduce de esta forma hasta un 50% y en algunos casos incluso se suprime.

Por otro ladohacer uso de una temperatura media que varíe entre 30 y 40 grados mínimo, siempre que la etiqueta de la prenda lo permita, incluso en el caso de los tejidos más delicados, se puede lavar a 60 grados y aún garantizar que la mayoría de las bacterias se eliminen. Es importante graduar bien la temperatura para que las prendas estén correctamente lavadas.

Otra recomendación es evitar sacudir las prendas antes de introducirlas en la lavadora, así evitaremos que el virus se propague por el aire. Por otro lado, si la ropa solo se puede lavar a manodeberemos dejarla en remojo un día. Asimismo, es importante contar con productos de limpieza de alta calidad que se adapten a los distintos tipos de tejidos y necesidades de los usuarios. En Miele, disponen de dos detergentes, UltraPhase2 y UltraWhite, que gracias a sus agentes blanqueadores que se activan incluso en temperaturas bajas, permiten la eliminación de los restos de suciedad y garantizan un proceso de desinfección efectivo.  

Por último, para el secado de las prendas recomendamos utilizar la secadora por el extra de calor que aporta y las altas temperaturas, se logra una mejor desinfección de las prendas. Además, puedes optar por una lavasecadora, lavadora y secadora en un único aparato para garantizar el cuidado perfecto de la ropa en poco espacio.

La Organización de Consumidores recomienda mascarillas con certificación UNE 0065 Y UNE 0064 para los niños

¿Qué mascarilla compar para nuestros hijos? La OCU recomienda las que tienen certificación UNE 0065, que son las reutilizables y UNE0064, que son las desechables.

Podemos encontrar varios precios, ya que afortunadamente la oferta es muy grande (no como al principio de la pandemia). En cuanto a las reutilizables su precio por unidad es muy variable, especialmente en farmacias: de 3,50 euros (admite 5 lavados) a 14,50 euros (anuncian hasta 135 lavados), lo que se traduce en un precio mínimo por uso de 0,10 euros. Aunque pueden encontrarse más baratas en algunas cadenas de supermercados y material deportivo: en Consum salen por 0,99 euros (5 lavados), y en Decathlon por 5,99 euros (hasta 70 lavados); lo que a su vez se traduce en un precio mínimo por uso de 0,05 euros. Podemos encontrar varios precios, ya que afortunadamente la oferta es muy grande (no como al principio de la pandemia).

Las desechables tienen un coste por uso mayor y además tienen un mayor impacto medioambiental ya que generan más residuos. Su coste por uso es unas diez veces mayor: el precio mínimo por unidad y uso es de 0,45 euros en supermercados y 0,50 euros en algunas farmacias, aunque en estos últimos establecimientos pueden costar más de 1 euro.

A la hora de comprar las mascarillas infantiles también tenemos que tener en cuenta que existen diferentes tallas: pequeña, para niños de 3 a 5 años: mediana, para niños de 6 a 9 años; y grande, para niños de 9 a 12 años; los menores de 3 años no deben llevarla, por el peligro de atragantamiento.